Un anciano de 87 años en General Alvear pasó a engrosar la larga lista de personas que fueron engañadas por estafadores telefónicos.

Con el cuento del “hay que cambiar los billetes” los timadores se alzaron con más de $15.000.000 entre dólares, euros y oro. La estafa fue denunciada el martes en la tarde en la Comisaría 14 de Alvear.

Según fuentes policiales, alrededor de las dos de la tarde el anciano recibió un llamado y la persona al otro lado del teléfono le hizo creer que se trataba de un hijo.

De acuerdo a la habitual forma que tienen de operar, el estafador convenció al anciano de que un empleado bancario iba a pasar a buscar el dinero para cambiar billetes o guardar lo que tenía y no perdiera sus ahorros.

Minutos más tarde, un supuesto empleado bancario golpeó a la puerta y el anciano le entregó una bolsa con todos los ahorros.

El timador agarró la bolsa en la que había 60.000 dólares, 20.000 euros y también algo de oro en unas tabletas, dio media vuelta y desapareció.

Pasó el tiempo y el supuesto empleado bancario no regresó más el hombre se contactó con la familia y todo el engaño salió a la luz.

El hecho fue denunciado en la seccional alvearense y se inició una causa por estafa.