Falta de gas natural en el Sur: comenzaron con la soldadura de los caños del nuevo gasoducto

Comenzaron con la soldadura de los caños del nuevo gasoducto.
Comenzaron con la soldadura de los caños del nuevo gasoducto. Foto: Municipalidad San Rafael

El frío polar reabrió el debate sobre la falta de gas natural en el sur mendocino. Así avanza la obra del nuevo gasoducto que permitirá incorporar 26.300 usuarios.

La ola de frío polar que llegó con el comienzo del invierno y los cortes en el expendio de GNC con el fin de priorizar el uso domiciliario reabrió el debate sobre la falta de gas natural en todo el sur mendocino ya que desde 2016 no hay factibilidad para nuevas conexiones en San Rafael y Alvear.

Ante esta situación la construcción del nuevo gasoducto a partir del empalme con el ducto de Gas Andes se tornó una prioridad y por estos días la obra avanza con la soldadura de los caños.

El nuevo gasoducto permitirá incorporar 26.300 nuevos usuarios entre ambos departamentos. Por estos día la labor está centrada en la unión de la cañería para luego pasar al zanjeo a lo largo de unos 50 kilómetros desde el zanjón La Tosca hasta San Rafael.

Comenzaron con la soldadura de los caños del nuevo gasoducto.
Comenzaron con la soldadura de los caños del nuevo gasoducto. Foto: Municipalidad San Rafael

El intendente interino de San Rafael, Paulo Campi, junto a miembros de Ecogas, recorrieron durante la mañana de este miércoles la obra a la par de la ruta nacional 143.

En San Rafael hace más de 5 años que no se puede prender una hornalla nueva ni un calefactor, todo lo que se construyó en ese período se alimenta con energía eléctrica. Si venían a San Rafael a instalar un secadero no podían, debían irse a otro lado, pese a que nosotros producimos gas. Por todo eso, esta es una obra estratégica”, dijo el ingeniero Pablo Ojeda, supervisor de los trabajos.

“Hace más de 3 décadas no se construye algo similar. Estábamos esperando esta obra, es un gran anhelo de los últimos años”, agregó Paulo Campi.

Detalles del gasoducto

La obra se prolongará por más de 50 kilómetros, con punto inicial al oeste del zanjón La Tosca, donde se hará la interconexión con el gasoducto internacional GasAndes.

Los caños se extienden sobre la ruta nacional 143 hasta el arco de ingreso, donde se construirá una planta reguladora, de la que saldrá gas transportado por tuberías a lo largo de 14 km hasta la esquina de Granaderos y Lavalle en Ciudad.

Comenzaron con la soldadura de los caños del nuevo gasoducto.
Comenzaron con la soldadura de los caños del nuevo gasoducto. Foto: Municipalidad San Rafael

Una vez soldados los ductos, se revisará toda su extensión, se colocará un revestimiento termocontraíble y la maquinaria pesada iniciará con las zanjas para colocar la cañería.

Esto pone fin a varias promesas y abre las puertas a que miles de vecinos tengan por primera vez gas, como así también invita a fábricas e industrias a instalarse en nuestra región”, sostuvo Campi.

Temas Relacionados