La Comisión Nacional de Regulación del Transporte y la Comuna de San Rafael sellaron un acuerdo para poner en marcha la unidad de control psicofísico para choferes que realicen recorridos interprovinciales.

El organismo será el encargado de realizar exámenes para controlar el estado físico y mental de los conductores de los colectivos de larga distancia.

El acuerdo implica que la CNRT pondrá a disposición los profesionales (médicos y psicólogos) mientras que el Municipio será el encargado de la infraestructura y también colaborará con los profesionales.

Para poner en marcha la unidad de control psicofísico para choferes viajó a San Rafael el subdirector ejecutivo de la CNRT, Luis Carranza.

En caso de hallar anomalías se les suspende la libreta nacional de transporte interjurisdiccional y la empresa puede disponer de un reemplazo que será sometido al mismo control. De no contar con personal se suspende el servicio”, dijo Carranza.

En tanto Jael Julián, responsable en la zona sur de la CNRT, aseguró que el trabajo en conjunto entre Nación y el Municipio permite poner en marcha “una herramienta de mucha utilidad que no solo previene sino también dota de mayor seguridad a los pasajeros”.

“Todo lo que signifique ampliar y potenciar controles sobre quiénes tienen la responsabilidad de trasladar pasajeros de una provincia a otra, es bienvenido”, remarcó Nahuel Arscone, secretario de Gobierno del Municipio.