La Corte de Mendoza desestimó las apelaciones por la condena a Marcos Grain y confirmó la sentencia.

Graín fue sentenciado a 11 años de prisión como partícipe necesario en la violación seguida de muerte de Paula Toledo en 2003.

La sala segunda de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza integrada por Teresa Day y las juezas de cámara Silvina Furlotti y María Teresa Carabajal Molina resolvió desestimar el recurso de casación que había presentado la defensa, que solicitaba la absolución del acusado, y también de la fiscalía y la familia de Paula Toledo que pretendía una sentencia a prisión perpetua al considerar que Graín también fue autor del brutal homicidio.

De esta forma la Corte mendocina confirmó el lunes 23 la condena impuesta a Graín el 12 de febrero de 2021 (17 años después del crimen) por los jueces Néstor Murcia, Alejandro Celeste y Esteban Vázquez Soaje.