José Luis Besa está a un paso de poder someterse a un costoso tratamiento que le permitiría superar lo mayor posible su estado de cuadriplejia luego de sufrir en accidente de tránsito que lo dejó en silla de ruedas cuatro años atrás.

Tras la maratón solidaria que se realizó a fines de abril, los organizadores de lo que fue la novena edición de “Corriendo por los niños” le entregaron en mano a Besa un cheque por $1.1240.000.

Con ese dinero Besa alcanzó el 55% del valor del tratamiento médico al que aspira a someterse.

“Después de la novena edición del 24 de abril de la maratón solidaria pudimos pagar todos los gastos que implicó el evento y lo recaudado nos ha sorprendido, no esperábamos llegar a semejante cifra. Le entregamos a José Luis un cheque por $ 1.124.000, con lo que alcanza al 55% de lo que tiene que recaudar para viajar a México a operarse”, dijo en diálogo con LV 4 Radio San Rafael, Marcelo gallo, organizador del evento deportivo solidario.

El accidente que dejo al ciclista parapléjico y en silla de ruedas ocurrió en diciembre de 2018. Durante un entrenamiento chocó contra un camión que estaba estacionado y el golpe le provocó una grave lesión cervical.

En México está la posibilidad de realizar una cirugía y continuar luego con un tratamiento con células madre que le permitiría recupera calidad de vida. Para alcanzarlo Besa debe reunir 120.000 dólares.

La maratón solidaría destinó todo el dinero recaudado por medio de las inscripciones, sponsors, patios de comida y sorteos para colaborar con José Luis Besa.