Un vecino sanrafealino denunció el robo de $3.000 y tres celulares. Al parecer el ladrón se las arregló para abrir la ventana y en cuestión de segundos hacerse del botín y escapar sin dejar rastro.

El robo ocurrió el jueves en la madrugada en Dorrego al 100 de San Rafael pero no fue hasta primera hora de la mañana que se denunció el hecho.

Según la información oficial, alrededor de las siete y media de la mañana, el dueño de casa notó el faltante del efectivo y los teléfonos.

Al revisar lo que había ocurrió se dio cuenta que el delincuente abrió la ventana con el máximo sigilo, entró tomó los artículos más el dinero y salió sin dejar rastro.

El robo fue denunciado en la Comisaría 32 de San Rafael.