Arturo Antonio Sáez (41), detenido por el asesinato de su ex pareja Natalia Tagua (36), fue condenado por violencia de género 10 días antes del crimen, sin embargo había recuperado la libertad.

Natalia había presentado denuncias por maltrato contra el padre de sus tres hijos en distintas oportunidades.

//Mirá también: Crimen de Natalia Tagua: continúa internado en el hospital Schestakow Arturo Sáez

En 2016 fue la primera vez que tuvo el valor de acudir a la justicia y durante este 2021 decidió separarse y aproximadamente un mes y medio atrás, lo había vuelto a denunciar.

La mantenía sometida, no le daba plata ni para comprar artículos de higiene personal”, comentó Eugenia Martínez, integrante de Madres Cocinando que hoy se manifestó frente al palacio de tribunales pidiendo justicia por la mujer de 36 años brutalmente asesinada y reclamando que Sáez sea enviado al penal.

Según aclararon desde el Ministerio público Fiscal, la última denuncia de Natalia se resolvió por medio de un juicio abreviado y una condena impuesta 10 días antes del crimen.

“El 12 de octubre (Sáez) fue condenado en un juicio abreviado a la pena de 2 años de prisión de ejecución condicional y con prohibición de acercamiento a Natalia Tagua”, indicaron.

Al ser la condena de ejecución condicional, Sáez recuperó la libertad pero debía cumplir con determinadas condiciones impuestas por el tribunal, caso contrario cumpliría con prisión efectiva.

Entre ellas, no romper la prohibición de acercamiento y por otro lado presentarse ante un oficial de justicia para hacer un seguimiento de su proceder.

El 18 de octubre “se inició una causa por averiguación paradero ya que Arturo Antonio Sáez mantenía comunicaciones con el hijo diciéndole que quería ver a Natalia o iba a quitarse la vida”.

//Mirá también: Crimen de Natalia Tagua: marcharon pidiendo justicia por el microcentro sanrafaelino

La búsqueda del hombre de 41 años concluyó con la detención pero lamentablemente luego de que cometiera el terrible asesinato.

Los hijos de la pareja de 12, 14 y 16 años, uno de ellos con discapacidad, por el momento están al cuidado de la tía.