Parte de las 73 personas que evacuadas en Santa Fe por el temporal de lluvia ocurrido el fin de semana pudieron regresar a sus hogares con asistencia municipal. El personal estatal planificó un acompañamiento para la limpieza de las viviendas y el seguimiento sanitario de prevención.

Desde el Ejecutivo informaron por la tarde que las familias que habían abandonado sus casas en La Tablada dejaron el polideportivo que los cobijó el sábado. Ese sector fue uno de los más afectados en la capital junto con barrio Schneider, donde las precipitaciones acumuladas también superaron los 200 milímetros.

Victoria Rey, secretaria de Políticas de Cuidado y Acción Social, confirmó que recibieron mayormente a quienes no podían quedarse ante el anegamiento de calles y el ingreso del agua a sus domicilios. Horas después, la Municipalidad entregó elementos para poner en condiciones los inmuebles siguiendo una serie de recomendaciones para prevenir problemas de salud.

El operativo estatal cuenta con el apoyo del Gobierno provincial y es integral, ya que también incluye "toda la cuestión preventiva ante posibles enfermedades, como la leptospirosis". Este martes estaba prevista una visita de los equipos a cargo de la asistencia para facilitar la normalización del ambiente en La Tablada.