Agencia de Control Policial (ACP) allanaron la Comisaría 11ª de la ciudad de Santa Fe y encontraron a una pareja manteniendo relaciones sexuales en una oficina. El operativo se realizó precisamente por denuncias contra efectivos policiales que cobrarían coimas de internos a cambio de otorgar este y otro beneficios.

También se allanaron las viviendas de varios de los efectivos que forman parte de la dotación permanente de la Comisaría 11ª, en búsqueda de elementos probatorios incriminantes. A cambio de sobornos, los presos podían acceder a teléfonos celulares, mantener relaciones sexuales fuera de los horarios y días asignados, comer asados en el patio, entre otras cosas.

De hecho, cuando los agentes de la ACP irrumpieron en la dependencia policial, una pareja estaba manteniendo relaciones sexuales dentro de una de las oficinas, encima de un escritorio, según publicó Uno de Santa Fe.

Informaron la novedad sobre la ocurrencia de los procedimientos a la Jefatura de la Agencia de Control Policial (ACP), y estos hicieron lo propio con las alternativas sucedidas tanto en la requisa de la Comisaría 11ª como también en los allanamientos en los domicilios de los agentes que son parte de la dotación de esa unidad de orden público.

Tras el operativo en la comisaría, el jefe de la dependencia quedó demorado.