El Ministerio de Salud de Santa Fe confirmó este lunes que hubo un rebote en los casos nuevos de coronavirus después de la fuerte caída de la semana anterior. Fuentes oficiales informaron un aumento del 55 % en los contagios junto con tres muertes desde el domingo 8 de mayo.

De acuerdo a los datos de la cartera sanitaria, en los últimos siete días se sumaron 729 diagnósticos positivos de COVID-19. Esto implica que hubo 269 notificaciones más que en el período anterior y el promedio diario llegó a 104.

Desde el comienzo de la pandemia, en Santa Fe se reportaron 740.099 casos de coronavirus y 9.221 fallecimientos. Actualmente quedan 2.167 personas infectadas bajo seguimiento en el registro del Ministerio de Salud.

Si bien se aceleró la curva epidemiológica tras la eliminación del uso obligatorio del barbijo, los indicadores sanitarios en la provincia siguen lejos de los niveles de alarma. La tasa de recuperación se mantiene en torno al 98,5 por ciento, su máximo histórico, y la incidencia en las últimas dos semanas fue de 34 contagios de COVID-19 cada 100.000 habitantes.

Con respecto a la campaña de prevención del coronavirus, 3.216.309 personas fueron inoculadas con la vacuna. Dentro de esa lista, 2.208.057 habitantes ya recibieron la dosis de refuerzo.