A un mes de obtener su primer título como entrenador en Argentina, Eduardo Domínguez sueña a lo grande. Si bien renovó contrato, reveló que París Saint-Germain (PSG) está por encima de la selección nacional entre los objetivos de su carrera profesional.

//Mirá también: Eduardo Domínguez durmió abrazado a la copa tras salir campeón con Colón

“Creo en la continuidad y en que mi crecimiento todavía está acá”, afirmó el director técnico sabalero. Más allá de que no le falta motivación para seguir, contó que fue de frente ante el presidente José Vignatti y le dijo: “Va a haber un momento en que nos vamos a tener que soltar la mano, pero mientras tanto, sigámonos exigiendo”.

Como artífice del primer título de la historia del Negro en la máxima categoría, el exfutbolista de 42 años apuntó que “los jugadores han puesto un piso más elevado” a partir de haber obtenido la Copa de la Liga Profesional. “La dirigencia tiene que estar a la altura de tener un equipo campeón”, remarcó.

//Mirá también: Colón podrá sumar otra estrella si le gana a Boca una final a fin de año

En un reportaje en Radio Sol de Santa Fe, Domínguez planteó que sus dirigidos “están para más” de cara la próxima temporada. A continuación, concluyó: “Después no sé qué pasará, pero siento que es momento de tener el puño apretado y desafiarnos hasta que nos dé”.

Eduardo Domínguez frente a la pandemia

En relación al impacto de la pandemia de coronavirus, el DT consideró subrayó la necesidad de aprender “sobre todo a aceptar que el mundo ha cambiado”. En ese sentido, explicó que eso lo llevó a poner “mucho énfasis en el crecimiento personal” de sus jugadores, “sobre todo de los chicos”.

Sobre la campaña sabalera, Domínguez destacó que disfrutó mucho el arranque porque “veía la evolución” del equipo. Después se enfrentaron a “un momento dificultoso” y acotó que les “exigía ser mejores” en la recta final del torneo.

En cuanto a lo que viene, el entrenador señaló que ya tiene en la mira los compromisos internacionales. “Si queremos jugar la Copa Libertadores como hay que jugarla, tenemos que hacer un gran campeonato” manifestó.

Entre los libros y la cumbia santafesina

El DT campeón es una personaje poco común en el mundo del fútbol profesional. Actualmente está leyendo la versión original en francés de “Los tres mosqueteros”, de Alejandro Dumas. Al mismo tiempo reconoció que se sintió “atrapado por la cumbia santafesina”.

Por otro lado, Domínguez elogió a los simpatizantes de Colón. “Están locos, son muy lindos, son hermosos, son muchos”, comentó. A continuación, agregó: “No dejan de sorprenderme en el día a día, y el respeto que siento que me tienen es impagable”.

En cuanto al manejo del plantel, el exfutbolista opinó que la clave es apoyarse “en los más grandes”, que “son los que manejan el vestuario y los que guían al equipo”. Al mismo tiempo, aclaró que no los ve como “los que empujan” en ese trabajo.

El DT sabalero ya había obtenido su primer título en Uruguay con Nacional. (Colón)

Los que empujan son los chicos, estoy convencido de eso. Si los chicos no empujan, el grande está cómodo porque sabe que va a jugar, por experiencia. Necesitamos que la locomotora sean los chicos y que los guías sean los grandes”, razonó el DT.

A la hora de repasar por qué volvió a Santa Fe, Domínguez reconoció que hasta los hinchas de Unión lo felicitaron por haber salido campeón. “Lo que obtuvo Colón es para que la ciudad crezca, para que el rival crezca y sea más competitivo y que nos exija mucho más”, completó.