El Gobierno nacional impulsará la asistencia a poblaciones ribereñas por la bajante del Paraná. Así lo planteó como una de las prioridades dentro del Consejo Federal de Gestión del Riesgo y Protección Civil que abordó la crisis ambiental que afecta a Santa Fe y otras provincias.

//Mirá también: Crece demanda en puertos bonaerenses por la bajante del río Paraná en Rosario

Desde el Ministerio de Seguridad señalaron que es preciso armar un “mapa común” que permita “enriquecer los planes de respuesta georreferenciados con insumos de información territorial”. La estrategia incluye definir índices de vulnerabilidad de las zonas golpeadas por la falta de agua del río y sus afluentes.

El secretario de Articulación Federal, Gabriel Fuks, apuntó que los organismo técnicos tienen a disposición “alertas tempranas” “análisis dinámicos”. A estas herramientas se suman “datos de organismos científicos para sustentar el proceso de toma de decisiones”.

//Mirá también: Invertirán 170 millones de pesos extra por la bajante histórica del río Paraná

Durante la reunión que se llevó a cabo en Paraná, el Jefe de Gabinete de ministros, Santiago Cafiero, consideró que la situación que genera la bajante es “muy grave”. En esa línea destacó la declaración de la emergencia hídrica y la implementación de un fondo de más de mil millones de pesos.

Por su parte, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, incluyó a las organizaciones no gubernamentales (ONG) entre los actores necesarios para “fortalecer y optimizar la reducción del riesgo de desastre”. En el encuentro participaron autoridades de ocho provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.