El Gobierno de La Pampa anunció este miércoles la prórroga de la Fase 2 para Santa Rosa y General Pico hasta el 3 de noviembre, además de incorporar a Toay a esa modalidad a partir de las 0 horas de este jueves.

El decreto se da en el contexto del aumento de diagnósticos positivos en la provincia, sobre todo en Santa Rosa, ya que del procesamiento de 355 muestras en el día de ayer, 122 resultaron positivas para Covid-19, con 83 personas que residen en Santa Rosa y 35 en General Pico, 73 de ellas que se encontraban aisladas y 49 que continúan en etapa de investigación epidemiológica.

Además de lo dispuesto, se suman medidas adicionales como la "prohibición de libre circulación entre las 23 y las 7 horas en los ejidos de las tres localidades" y entre las mismas, mientras que las actividades económicas pueden desarrollarse entre las 7 y las 22 con una tolerancia de media hora para bares y restaurantes. También se redujo a 10 personas la capacidad máxima en gimnasios.

Aumentan los contagios en La Pampa (APN)

El comunicado oficial informa que "durante la vigencia de la medida dispuesta, la libre circulación de las personas dentro del límite de la localidad queda supeditada sólo a casos de extrema necesidad. En igual sentido, deben evitarse los traslados interurbanos desde o hacia las localidades afectadas".

Por último, se deja establecido que "en las oficinas públicas dependientes del Poder Ejecutivo Provincial se establecerán guardias mínimas para asegurar la atención al público, observando las medidas de prevención respectivas, y el Ministerio de Educación suspende el dictado de clases presenciales durante la Fase 2.

La curva de contagios de coronavirus en La Pampa se aceleró en la última semana ya que los casos activos registrados se duplicaron en solo siete días, impulsada fundamentalmente por Santa Rosa, que pasó de 34 casos activos el 1° de octubre a 536 el día 21.