Un grupo de comerciantes identificados como "Gastronómicos de La Pampa" presentó un petitorio a las autoridades provinciales y municipales para que, durante la Fase 2 que se aplica en varias localidades de la provincia, les permitan trabajar hasta las 24 horas, ya que la circulación está limitada a la hora 22.

Al describir la situación que atraviesan, manifestaron "la preocupación de ver que nuestros establecimientos quiebran y cierran ya definitivamente por medidas gubernamentales que no consideran la situación de familias enteras que viven exclusivamente de la gastronomía".

Dicen que hacen el reclamo "simplemente porque estamos fundidos y sin ingresos para vivir. La gente no sale a comer antes de las 10 de la noche y es sumamente escaso el delivery antes de ese horario", explicaron.

Aclaran además que "los contagios por Covid-19 no provienen de establecimientos gastronómicos, donde se cumple y se hace cumplir en detalle y precisión el protocolo establecido (quien no lo cumple no puede ingresar y/o es obligado a retirarse)", indicaron.

Los concejales del FrePam apoyan el reclamo (El Diario)

Por último, solicitaron "públicamente que nos dejen trabajar 2 horas más. Esperamos que, aunque no la viven, sepan comprender la situación de gravedad a la que nos empujan", reclamaron.

A su vez, los concejales del Frente Pampeano (FrePam), salieron a apoyar el reclamo del sector gastronómico sobre la extensión de horarios de atención porque dicen que de otro modo se incentivan las reuniones particulares.

Claudia Giorgis, Pablo Pera Ibarguren y Gustavo Estavilla consideraron que "extender el horario hasta las 00 horas fomentará que las reuniones se desarrollen en un ambiente seguro, bajo control de las autoridades competentes y con los protocolos establecidos. Esperamos que la medida sea revisada a fin de dar una respuesta al sector, que demanda por su supervivencia", señalaron.