Este martes, el gobernador Sergio Ziliotto grabó especialmente un mensaje junto al ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, en el que anunció la renuncia del funcionario por razones de salud, quien lo acompañaba desde el inicio de la gestión, en diciembre de 2.019.

“Ésta es una de esas noticias que uno no quiere dar nunca. Se trata de una cuestión de salud, una cuestión familiar, y en eso uno no tiene más que respetar. Sabemos que desde el Gobierno tenemos una enorme pérdida. No será fácil reemplazar la personalidad, el conocimiento, la trayectoria, la experiencia y la dedicación que tuvo y tiene Ricardo en la acción de Gobierno. Pero sabemos que como él lo ha planteado y por tratarse de un motivo claramente atendible, primero está la salud y la familia, después la función pública”, dijo Ziliotto.

Hasta tanto se designe un nuevo titular de la cartera de Producción, el despacho administrativo estará a cargo del Ministerio de Conectividad y Modernización que conduce Antonio Curciarello. El gobernador aclaró que se tomará un tiempo para definir el reemplazante pero que, a pesar del alejamiento de Moralejo, “no se va a resentir la función en estos días porque es un Ministerio que viene funcionando a pleno, con un buen equipo de trabajo”, aseguró.

El gobernador y el ex funcionario se despidieron con un mensaje público

El funcionario renunciante, por su parte, explicó que se trata de una “decisión pensada, tomada con tiempo luego de un período de convalecencia, pasaron 40 días desde que salí de la internación por Covid. Ha sido una recuperación más lenta de lo que yo esperaba, la enfermedad me ha pegado muy fuerte y seguramente, tal como me dicen los médicos, una recuperación completa me llevará varios meses más”.

“Esto significa que debo transitar este tiempo con muy bajo estrés, cosa que ejerciendo una función como la del Ministerio me genera una gran demanda de todos los sectores, se hace difícil ejercer en esas condiciones”, agregó Moralejo. “Posiblemente se tome como una decisión egoísta, pero llega un momento que uno tiene que elegir entre la salud y la función”.

Por último, manifestó que “solo me resta agradecer la confianza que me dio Sergio (Ziliotto) de continuar la gestión durante este año que pasó; también a Carlos Verna, que me trajo a su equipo hace 20 años. Yo puse en el cargo mi máxima capacidad intelectual, hice las cosas lo mejor que pude, pude haber cometido algunos errores pero también hubo muchos aciertos. Hay un rumbo marcado que responde a la política del gobernador, y se puede continuar la función con un equipo armado y responsable, con experiencia. No me queda más que agradecer”, concluyó.