Sueño cumplido: el jubilado, Gabriel Leone, logró recorrer toda la Ruta 40 en su bicicleta

Luego de cuatro meses, Leone cumplió el sueño que tanto esperaba y cruzó el país en su bicicleta. Atravesó vientos, tormentas, frío y calor, pero nada lo detuvo.

El pampeano de 67 años recorrió toda la ruta 40 en su bicicleta.
El pampeano de 67 años recorrió toda la ruta 40 en su bicicleta. Foto: Río Negro

“Llegamos al final”, exclamó Gabriel Leone y demostró que no hay edad para cumplir los sueños. Hace cuatro meses que el pampeano de 67 años se subió a su bicicleta con el objetivo de recorrer toda la Ruta 40. El 30 de octubre, a las 10 de la mañana, cumplió lo que tanto anhelaba y llegó al punto más recóndito del país, Cabo Vírgenes.

“Se lo dedico a mis nietos”, exclamó, lleno de felicidad, Leone. “Kilómetro cero, allá atrás, se ve el faro”, continuó diciendo. Contra el viento, el frío, el sol y cualquier tipo de adversidad, el pampeano logró recorrer 5.080 km y atravesó todo el país en su bicicleta.

Cómo fue la aventura de Gabriel Leone por la Ruta 40

Todo comenzó un 7 de julio cuando Leone dejó General Pico en un motorhome hacia el norte del país cargando su gran compañera, su bicicleta. Luego de un período de adaptación a la altura, el 28 de ese mes salió de La Quiaca, donde se ubica el kilómetro 5.080.

En diálogo con Río Negro, el pampeano había llegado a Junín de los Andes en septiembre y recorrió la cordillera rionegrina y neuquina, pero cuando continuó su trayecto por el sur, empezó a encontrar dificultades: “De a poco, la estepa se comienza a sentir, se van achatando las matas, todo el paisaje se vuelve más desolador”, había comentado en ese momento.

Las distancias entre los pueblos se hacen más grandes, de 200 o 300 kilómetros, y el camino se hizo más duro, difícil. Pero también acercarse al objetivo hace que saques fuerza de donde no tenés”, agregó Leone.

El pampeano perseveró hasta recorrer los 5.080 km de la ruta 40.
El pampeano perseveró hasta recorrer los 5.080 km de la ruta 40. Foto: RSM

Logró cruzar toda la Patagonia, acorralado por una tormenta de nieve, con vientos muy fuertes. Entre la localidad Puente Blanco y 28 de noviembre, la tormenta estaba tan intensa que se cayó cinco veces de la bicicleta.

“Estás ahí, y hay que seguir, porque hay que llegar. No te podés quedar en medio de la nada. Llegué y en el puesto de Vialidad se largó a llover, ahí me ayudaron”, recordó Leone.

Leone agradeció a todos los habitantes de las localidades que visitó que lo ayudaron en su travesía.
Leone agradeció a todos los habitantes de las localidades que visitó que lo ayudaron en su travesía. Foto: RSM

El objetivo que se había fijado el pampeano era hacer un promedio de 40 a 50 kilómetros por día. Entre algunos pueblos, la distancia era menor, entonces llegaba a 90 o 100 kilómetros. El pampeano cargaba una carpa, cosas para cocinar, ropa, alimentos, un calentador y repuestos. La bicicleta con carga pesaba 68 kilos, teniendo en cuenta su peso, en total son 150.

Detalló que en el sur las distancias eran más largas y debió enfocar todo su esfuerzo en seguir adelante. “Sin la ayuda que fui recibiendo en el camino hubiera sido muy difícil. Desde Río Gallegos, al kilómetro 0, avancé por trepadas, subidas, esa parte fue realmente muy dura”, aclaró el pampeano.

Leone llegó a La Pampa y los amigos y familiares le regalaron un cuadro con fotos de su aventura.
Leone llegó a La Pampa y los amigos y familiares le regalaron un cuadro con fotos de su aventura. Foto: Río Negro

El sueño cumplido del pampeano

Cuando llegó a General Pico, su familia, los amigos y los vecinos estaban esperando a Leone. Organizaron una gran caravana para recibirlo y honrar su perseverancia y valentía. Sin embargo, Leone ya está planeando su próxima aventura en un futuro. Muchos de los lugares que recorrió, lo enamoraron y quiere volver. Pero esta vez, quiere hacerlo en auto y junto a su esposa.

“Ya pedaleé, ahora quiero estar con la familia, contarles, son cuatro meses sin verlos. Se lo dediqué mis nietos, a Ulises, Lautaro, Álvaro, Salvador, Julia y Amadeo, que tienen desde 12 a 1 año y medio”, afirmó el pampeano.

Temas Relacionados