Santiago del Estero: una joven se defendió de su abusador y le cortó la lengua

Una joven de Santiago del Estero se defendió y le cortó la lengua a su abusador.
Una joven de Santiago del Estero se defendió y le cortó la lengua a su abusador. Foto: Diario Quimilí

El violento hecho ocurrió en abril en la ciudad de Quimilí. Pudieron descubrir al agresor mientras este se atendía en el Hospital Zonal.

Una adolescente de Santiago del Estero, que se desempeña como empleada de comercio, el 26 de abril mientras estaba terminando de trabajar fue víctima de abuso sexual por un desconocido. En medio del episodio, pudo arrancarle un pedazo de lengua al agresor mientras este la besaba.

Si bien ocurrió hace tiempo, este hecho cobró trascendencia el lunes 6 cuando el fiscal Martín Silva pidió prisión preventiva para el acusado. El ataque habría sucedido en Quimilí, pasadas las 22:00 horas en un local del centro de la ciudad.

Mientras la víctima cerraba el lugar y apagaba las luces, un sujeto encapuchado y con gorra apareció y le insistió para que ella le venda unas zapatillas, con la excusa de que las necesitaba pues al día siguiente viajaría.

Luego de un rato la joven accedió, pero mientras intentaba atenderlo el agresor la empujó y tomó el control de la zapatería, en base a lo que detalló Diario Panorama. Le dio algunas cachetadas y la arrastró a un sector alejado de las ventas.

Una joven se defendió y le cortó la lengua a su abusador, quien fue detenido al día siguiente.
Una joven se defendió y le cortó la lengua a su abusador, quien fue detenido al día siguiente.

Una vez allí, según denunció la adolescente, comenzó a tocarla sin su consentimiento y luego la besó. De esta forma, entre el miedo y la desesperación, la chica le mordió la lengua y con mucha fuerza le arrancó un pedazo.

Si bien durante unos segundos el dolor lo invadió por completo y se detuvo, después pudo recuperar el control de la situación. Perdiendo mucha sangre, la llevó hasta la caja y le ordenó que le dé toda la plata que había recaudado.

Lejos de hacerle caso, lo volvió a enfrentar. El hombre entonces optó por sacarle el celular a la mujer y huir del comercio. La víctima quedó allí paralizada y asqueada, con la boca y ropa llena de sangre del delincuente.

Un particular vio al sujeto todo lastimado salir corriendo con un celular en mano y se contactó con la policía. Los uniformados del Departamento 12 arribaron con el personal de la División Robos y Hurtos.

Una vez allí le tomaron testimonio a la joven y sacaron fotos de la escena del crimen. Asimismo, encontraron el pedazo de lengua y también lo secuestraron.

Descubrieron al agresor siendo asistido en el Hospital Zonal de Quimilí.
Descubrieron al agresor siendo asistido en el Hospital Zonal de Quimilí. Foto: Diario Panorama

En menos de diez horas, la identidad del atacante ya había sido averiguada por los agentes. El 27 de abril se presentaron en una vivienda, presuntamente del asaltante, y recuperaron el teléfono de la víctima.

Ese mismo día, un vocero del Hospital Zonal de Quimilí alertó a la policía que en el centro de salud se estaba atendiendo un sujeto con una extraña lesión en su lengua. Una vez curada la herida, llegaron las autoridades y lo detuvieron.