El jueves se dio a conocer un caso de abandono en La Banda, Santiago del Estero, luego de que un grupo de vecinos advirtiera a la Policía que tres niños estaban llorando desconsoladamente al estar encerrados en una vivienda de la zona.

La Comisaría N°2 de la Mujer y la Familia recibió la denuncia el martes por la noche. Uno de los vecinos informó que había tres menores de edad encerrados en una casa ubicada en la calle Córdoba, casi Antenor Álvarez.

Las autoridades policiales tomaron cartas en el asunto y fueron hasta la dirección, golpearon las manos pero no obtuvieron respuestas. Después de un tiempo, lograron abrir la puerta de la casa con la ayuda de los residentes del barrio.

Al ingresar a la vivienda encontraron a los chicos de nueve, cuatro y dos años solos. La niña más grande contó que viven con su madre de 28 años y con su abuelo materno, pero en el domicilio no había nadie más que los menores.

Según el relato de la pequeña su mamá salió de la casa el sábado por la noche y aún no regresó. Luego, llegó el abuelo, quien afirmó que estaba trabajando y que no tenía idea sobre el destino de su hija.

Las fuentes pudieron saber que los niños estaban con hambre ya que pasaron mucho tiempo solos y no se alimentaron. Incluso, los policías se sorprendieron al escuchar que la niña de 9 años les dio pasta dental a sus hermanos para calmar el hambre.

Según El Liberal la representante de la Comisaría N°2 de la Mujer y la Familia ordenó que ubiquen a la madre de los niños para ser notificada. Además, deberá presentarse en la Unidad Fiscal.