Si bien Netflix tiene una gran oferta en su catálogo de series y películas, es cierto que no todas tienen un paso por la plataforma que da que hablar. Sin embargo, algunas superaron y con creces las mejores expectativas de la plataforma, y fueron un verdadero éxito en cuanto a su audiencia.

El juego del calamar

Apenas entró en el catálogo, esta serie coreana superó todas las expectativas. “Squid Game’', o “El juego del calamar”, como se difundió en Argentina, se centra en un grupo de personas que están desesperadas por dinero y aceptan participar en una serie de juegos infantiles con un giro mortal.

Según los reportes, la serie se convirtió en el programa de televisión más grande de la historia de Netflix, destronando a otros grandes hits de la plataforma. Ese éxito también le valió el reconocimiento mundial a sus protagonistas.

La Casa de Papel

Si bien originalmente la serie fue transmitida por una señal de TV en España, una vez que llegó a Netflix su éxito fue imparable. Mundialmente se multiplicaron las caretas de Dalí y los mamelucos rojos invadieron las redes sociales. Además, el tema de la serie, “Bella Ciao”, fue adaptado y remixeado en todas las formas posibles.

Producida por Vancouver Media, “La Casa de Papel” se convirtió en la serie de ficción española más exitosa de los últimos años a nivel internacional, una producción que suma millones de seguidores en todo el mundo.

Gambito de Dama

La serie protagonizada por Anya Taylor-Joy sorprendió rápidamente por sus niveles de audiencia. Gambito de Dama, poco después de su estreno, entró cómodamente entre las diez producciones más vistas de la plataforma en un total de 92 mercados y fue la número 1 en 63 países, entre los que se encuentran el Reino Unido, Argentina, Israel, Sudáfrica y España.

Otra curiosidad sobre el éxito de la serie es que disparó las búsquedas sobre el ajedrez y reavivó el amor por el apasionante juego en cuanto a ventas y partidas online.

Lupin

Con casi 90 millones de visualizaciones, la serie francesa se llevó por delante las 65 millones de visualizaciones de “La casa de papel” o las 62 de “Gambito de dama”.

De esta forma, Lupin se sumó a otras producciones internacionales que ya habían superado la barrera idiomática en la plataforma, como por ejemplo Dark, la serie alemana que sembró el misterio en millones de hogares alrededor del mundo.

Stranger Things

Desde su primera temporada, esta serie vintage con sus cuatro jóvenes personajes envueltos en un mundo espeluznante y de fantasía conquistaron los hogares alrededor del mundo. En las primeras cuatro semanas tras el estreno de la tercera temporada, hasta 64 millones de personas vieron los episodios.

Una de las grandes apuestas de Netflix que en breve tendrá su cuarta entrega, con mucha expectativa puesta en cómo continuará la aventura.

Sky Rojo

Protagonizada por Lali Espósito, Verónica Sánchez y Yany Prado, y con la participación de otros reconocidos actores españoles como Miguel Ángel Silvestre, la serie se ganó un lugar en el público argentino.

Desde el estreno de la primera parte de su temporada inicial, tuvo grandes repercusiones en el mundo y, sobre todo, en el país de origen de Lali.

El thriller cuenta la historia de tres mujeres que intentarán escapar del lugar en el cual trabajan como prostitutas. Luego de dar por muerto al dueño del lugar, huyen tras dejarlo herido.

Okupas

Si bien por mucho tiempo Okupas fue considerada en Argentina como una verdadera serie de culto, la apuesta de Netflix por remasterizar la producción emitida más de dos décadas atrás por Canal 9 cautivó a gran parte de la audiencia local.

El éxito de Rodrigo De la Serna en los años posteriores y su participación en “La Casa de Papel” fueron apenas un ingrediente más para aquellos que todavía tenían dudas de darle play a esta icónica serie argentina.

Si bien su audiencia no puede compararse a otros éxitos internacionales, lo cierto es que esta remasterización dio que hablar en el público local.

La serie narra la historia de cuatro amigos desencantados de la vida porteña y en sus episodios se puede ver el lado B de lo que pronto sería la crisis del 2001. La reaparición de la serie en Netflix, en una calidad superior a la que se podía ver hasta entonces, marcó un resurgir de aquella producción que, para muchos, era apenas un recuerdo.