En Tandil se produjo en las últimas horas una nueva reunión entre la Cámara de Empresas del Polo Informático (CEPIT) y el gobierno de Tierra del Fuego, para avanzar en capacitaciones ligadas a la economía del conocimiento en la provincia del sur de Argentina.

La alianza entre Tandil y el gobierno de Tierra del Fuego plantea la creación de una plataforma para el desarrollo de tres tipos de capacitaciones: el desarrollo web full stack, otra ligada al diseño y experiencia de usuario y un curso destinado a la igualdad tecnológica para mujeres y así promover su empoderamiento.

El “Programa de Inserción Laboral de la Economía del Conocimiento” entre Tandil y Tierra del Fuego busca mejorar la empleabilidad del sector de la industria del software y la economía del conocimiento de la provincia del sur del país, a través de capacitaciones y entrenamiento para una mejor inserción laboral.

La entrega del beneficio será a través del otorgamiento de un aporte no reembolsable de $18.000 por nueve meses para todas aquellas empresas que contraten a un nuevo empleado en la provincia de Tierra del Fuego. El trabajador no debe haber estado en relación de dependencia en empresas del mismo rubro en los últimos tres meses previos a la contratación.

Juan Ignacio García, secretario de Industria y Promoción Económica de Tierra del Fuego, dio detalles al respecto: “La expectativa de la provincia es que las empresas conozcan nuestra realidad y potencial: el recurso humano y el sistema educativo, que son nuestro gran capital”.

//Mirá también: Globant en Tandil: cómo es el primer edificio sustentable de la empresa fuera de Buenos Aires

“Desde CEPIT queremos agradecer que la provincia de Tierra del Fuego nos tenga en cuenta para trabajar en conjunto en la generación de talentos. Hace un año atrás, no había nada relacionado a la industria del conocimiento y nos enorgullece estar gestando todo este trabajo juntos”, enfatizó Belén Santellán, gerente de la CEPIT.

Juan Ignacio García, acompañado por Raúl Héctor Ponce, subsecretario de Promoción Económica y Nuevas Tecnologías del Ministerio de Producción y Ambiente provincial, reconoció que Tandil es el modelo a seguir en la industria del software.

“Entendemos que el recorrido que hizo Tandil es una referencia de éxito y es por eso que creemos que nuestra matriz productiva tiene que migrar a los nuevos sectores. Apostamos fuertemente a la industria del software a la que queremos atraer”, recalcó.

A su vez, reconoció que mantienen un encuentro fluido entre la Unicen y la Universidad Nacional de Tierra del Fuego.

“La Unicen nos permitió hacer el nexo con Pladema, con su oferta académica y con este sesgo a las necesidades del sector que ofrece un plan de estudio modelo. A través de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego buscamos replicar su esquema y así vincularnos con todos los actores”, explicó el funcionario.

Acuerdo entre la CEPIT y gobierno de Tierra del Fuego.

Quiénes podrán acceder al programa en Tierra del Fuego

Podrán acceder aquellos emprendimientos que tengan como principal actividad la creación, diseño, desarrollo, producción e implementación y puesta a punto de los sistemas de software desarrollados. Quedan excluidas las actividades de autodesarrollo de software.

//Mirá también: Globant: la empresa que llegó a Tandil busca invertir más de 50 millones de dólares en los próximos cinco años

Para ingresar, la actividad deberá estar incluida dentro de la ley nacional N°27.506, y estar inscriptas como personas jurídicas en el Registro Nacional de Beneficiarios del Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento.

Requisitos para acceder al programa:

  • Fotocopia frente y dorso del DNI del solicitante o su apoderado.
  • Documentación que acredite la condición de apoderado.
  • Constancia de CUIT.
  • Constancia de inscripción en AREF.
  • Documentación habilitante de la actividad que realiza.
  • Constancia de CBU oficial (debe contener CUIT del titular, tipo y número de cuenta y número. de CBU).
  • Formulario 931 (deberá acompañar cada solicitud) y nómina de empleados emitida por la AFIP.
  • Cualquier otra documentación adicional en función de acreditar los extremos de la norma.