La pandemia en Tandil alteró los patrones de circulación y las maneras de movilizarse cambiaron por completo. Con un 2020 sin traslados y poco uso del transporte público de colectivos, en 2021 se observó un 45% de aumento en la venta de boletos respecto a 2020.

Así fue el análisis a cargo de la Dirección de Estadística Local de Tandil

Las cifras se desprenden de la Plataforma de Indicadores Locales del Municipio de Tandil, que refleja que desde enero a septiembre de 2021 se contabilizan 3.239.786 boletos vendidos de las seis líneas de transporte público.

//Mirá también: Harán en Tandil la encuesta sobre victimización en la ciudad

Esta cifra se traduce en una suba de casi 45% en relación al registro análogo de 2020 respecto al mismo período, pero representa una caída del 40% de lo observado en los años prepandemia (más de ocho millones de boletos entre enero y septiembre en los años 2018 y 2019, por ejemplo).

Al observar la serie mensualizada, se detecta que en 2018 y 2019 presentan los ciclos regulares de uso de transporte público (el menor uso se hace en periodo vacacional, tanto en verano como en invierno).

Así fue el análisis a cargo de la Dirección de Estadística Local de Tandil

Durante el período 2020-2021, por su parte, la serie tiene un comportamiento anómalo: hacia marzo-abril se registra la menor utilización del servicio, y los meses posteriores acompañaron las posibilidades y restricciones dadas por las etapas de la cuarentena.

Así fue el análisis a cargo de la Dirección de Estadística Local de Tandil

Además, más allá de las diferencias en el número de boletos vendidos, se observa que la baja en la utilización del transporte público afectó a todas las líneas prácticamente por igual.

En términos de participaciones relativas, la línea 505 (marrón) es la que vio reducida su gravitación sobre el total: tres puntos porcentuales menos, repartidos en aumentos entre las líneas 500 (amarillo), 502 (blanco) y 504 (verde).