Se alerta a la población que continúan las estafas a través de las distintas redes sociales, y es necesario estar atentos para no caer en estos engaños.

En el día de ayer, jueves, una vecina tresarroyense fue víctima del hackeo de su cuenta de Facebook y advirtió que los estafadores ofrecían dólares en su nombre. Alertada de la situación hizo la denuncia correspondiente en la Comisaría de la Mujer.

La sustitución de identidad en Whatsaap y Facebook es una de las modalidades más comunes en estos casos.

Luego de hackear las cuentas, los estafadores, haciéndose pasar por los propietarios de las redes sociales, comienzan a enviar mensajes a los contactos ofreciendo vender dólares a bajo precio, argumentando algún problema de salud o económico.

Antes de responder o realizar cualquier tipo de operación, ya que los estafadores, luego de establecer contacto con alguna víctima del engaño, facilitan un número de CBU para realizar la transferencia, es necesario que, quien recibe ese mensaje chequee primeramente el número de teléfono desde el cual se están comunicando, si se trata de un mensaje de Whatsaap.

Si el mensaje se recibe por Facebook es importante comprobar por otros medios de comunicación, si el mensaje fue enviado por la persona de nuestra confianza.

NO CONFIARSE. Siempre ignorar el mensaje, hasta no establecer contacto directo con quien suponemos que lo envió.

En Argentina, más del 60% de los delitos informáticos de los últimos 5 años ocurrieron en 2020.

Una vecina tresarroyense denunció que durante el día jueves, le hackearon la cuenta de su Facebook y enviando mensajes a sus contactos ofrecían vender dólares a su nombre.

Según relató la víctima le llegaban a sus contactos un mensaje por privado en el cual, haciéndose pasar por ella, relataba que necesitaba plata por lo que ofrecía vender 1500 dólares a 170 pesos los 100 dólares.

Lamentablemente una mujer cayó en el engaño y luego de responder el mensaje por Facebook, los estafadores le facilitaron un cbu para realizar el deposito, por lo cual transfirió a esa cuenta 250 mil pesos y los estafadores haciéndose pasar por la propietaria de la cuenta de Facebook, se comprometían a llevarle a su casa, los dólares que había comprado.

La mujer no sospechó porque se trataba de una pariente directa. Con el paso de las horas y sin tener novedades, esta señora se acercó a la casa de su parienta y fue allí donde se dio cuenta del engaño.