Este martes por la noche, dos delincuentes armados ingresaron a una vivienda en calle Pringles al 800 y tras reducir al propietario, un vendedor de autos local, se llevaron 2 millones de pesos y 1000 dólares para luego huir en la camioneta del damnificado.

Los ladrones tenían el rostro cubierto con barbijos y armas de fuego, luego de perpetuado el robo huyeron en una camioneta Dodge RAM de color negro, perteneciente a la victima de apellido Di Fiori, y fue encontrada abandonada y sin llaves en calle Urquiza al 1500.

Según datos aportados por la víctima eran personas jóvenes, tenían camperas de la AFIP y no se comportaron de manera violenta.

Tras hallar el vehículo la policía encontró en su interior un bolso vacío donde se habían llevado el dinero robado.

La causa está caratulada como “robo calificado”

No se descarta que los delincuentes hayan tenido de antemano información sobre los movimientos comerciales de Di Fiori.