En el marco de las medidas preventivas para prevenir la propagación del coronavirus, la Policía de la provincia intervino en tres lugares diferentes de la ciudad de Banda del Río Salí donde se realizaban fiestas clandestinas.

En la madrugada de este domingo, secuestraron bebidas alcohólicas y equipos de música. Efectivos de la Unidad Regional Este trabajaron en conjunto con personal del IPLA para cumplir con las medidas sanitarias impuestas por el COE y así evitar la propagación del virus. En una casa cercana a la cancha de fútbol de Pozo Alto aproximadamente unas 100 personas participaban de una fiesta clandestina. El personal policial desalojó el lugar donde había una gran cantidad de bebidas alcohólicas y secuestró los equipos de música.

En otra vivienda familiar en calle Lavalle al 300 en la ciudad de Banda del Río Salí, se desarrollaba otra fiesta clandestina con la participación de gran cantidad de personas. Los efectivos policiales desalojaron el lugar y realizaron los secuestros pertinentes.

Por otra parte, en la zona de la Rivera de Lastenia, unos 80 jóvenes que estaban en un cumpleaños familiar, se retiraban a sus casas cuando el personal policial llegó al lugar. La abuela de la cumpleañera fue quien dialogó con los efectivos y colaboró para que rápidamente los invitados vuelvan a sus casas. En todas las intervenciones los efectivos policiales dieron intervención a la Fiscalía de Decisión Temprana y trabajaron según lo dispuesto por la Justicia.