Cuatro cordobeses fueron aprehendidos el pasado sábado luego de ser acusados del presunto robo de celulares en un recital que se desarrollo ese día en el club Central Córdoba.

Mientras una multitud se encontraba disfrutando de una presentación artística en un club ubicado en avenida Alem al 700 de esta ciudad; un grupo de cuatro personas, oriundas de la provincia de Córdoba, sustrajeron los celulares de algunos de los asistentes.

Todo comenzó cerca de la medianoche, cuando las víctimas del robo de un par de teléfonos celulares emplearon el sistema de rastreo GPS para lograr establecer el lugar dónde se encontrarían los causantes y recuperar sus pertenencias. Es así como los damnificados iniciaron el seguimiento de la señal que los llevó hacia el sur por la ruta 157. Al llegar a la localidad de Los Aguirre, las víctimas decidieron informar lo sucedido en la Comisaría de esa localidad.

Luego, la comunicación vía radial se extendió hasta la comisaría de Monteagudo, y a partir de ese momento efectivos policiales iniciaron la persecución de un automóvil color gris que circulaba con sentido norte – sur; de este modo también se pide colaboración al personal de la Comisaría de La Madrid, quienes ubicaron el rodado a la altura de la Ruta Provincial 308 y Nacional 157. Allí hicieron detener el vehículo y lograron reducir a los cuatro ocupantes sin llegar al uso de la fuerza.

“En la madrugada de este domingo mediante una circular efectuada por la Unidad regional Oeste se tomó conocimiento de que un vehículo marca Chevrolet se daba a la fuga desde capital, ya que habían cometido la sustracción de dos teléfonos celulares, es así que los damnificados empezaron a hacer un seguimiento a través del GPS del mismo”, explicó el comisario General Miguel Jiménez, de la Unidad Regional Sur y a la vez agregó que “quienes hayan resultado víctimas de robo de celulares en esas circunstancias que se acerquen hasta a la comisaría de Los Aguirre en donde se están trabajando las actuaciones principales”.

Finalmente se dio intervención a las autoridades judiciales y Andrea Carlino, dispuso que se proceda a la requisa personal y del vehículo. Estas acciones se realizaron con dos testigos civiles, y durante su ejecución se encontraron $55.090 y diez teléfonos celulares (tres serían propiedad de los acusados); en tanto que dos de los restantes serían propiedad de los denunciantes. Por este motivo, la justicia convalidó la detención de los cuatro ocupantes del vehículo y el secuestro del rodado, marca Chevrolet Agile LT, color gris.

Todo lo actuado estuvo supervisado por el Jefe y el Segundo Jefe de la Unidad Regional Sur, Comisario General Miguel Jiménez y Comisario Mayor Julio Gutiérrez.