Allá por el año 1999, en Banda del Río Salí, comenzó con una escuela de fútbol Mario Páez, uno de los protagonistas de esta linda historia. El objetivo era generar un espacio de contención para los niños y jóvenes de la zona. En el 2011, llegó el momento de formalizarlo y el 5 de julio de ese año nació Fundación Mapa Deportes.

“Hace 23 años tengo escuela de fútbol y hace once años tengo Fundación Mapa. Antes jugábamos torneos barriales y un día nos pusimos a pensar porque no armábamos algo para darle mejor calidad de vida a los chicos, para sacarlos de la calle, y así nos formamos con unos amigos que me ayudaron a armar”, recordó sobre los inicios Páez en una entrevista con Radio 21 Tucumán.

Fundación Mapa Deportes. Foto: Instagram @fundamapa

Mario, además de ser el presidente del club es y director técnico del equipo. Este año debutaron en las categorías reserva y primera del Ascenso de la Liga Tucumana de Fútbol. Junto a él se encuentran trabajando Mariano Leiva, Marcelo Gómez, Miguel Argañaraz y Lucas Páez.

La resignificación del dolor y las ganas de salir adelante impulsaron a Páez y el nombre del club es un homenaje a su hijo que sintetiza el gran significado de amor, solidaridad y ganas de ayudar que atraviesan a Fundación Mapa: “Nosotros perdimos un hijo de 3 años, en el año del Mundial 90 y la idea era que sea futbolista como toda la familia, y tuvo un inconveniente de corazón y falleció. Con el tiempo nos acostumbramos a estar sin él, y es en homenaje a él, porque iba a ser futbolista o es lo que me imagino yo, su nombre era Mario Páez (Ma-Pa)”.

El equipo debutó hace un par de semanas en el torneo liguista con una derrota ante Argentinos del Norte y en la segunda presentación, frente a San Fernando consiguió los primeros tres puntos en el torneo. Con relación a ello el dirigente comentó que, “hay mucha responsabilidad y lo asumimos como tal, estamos trabajando bien, hace mucho venimos buscando esto, nos costó conseguir la plata. Estamos felices, porque conseguimos entrar y el equipo son todos chicos que vienen desde las cebollitas, el 90% del equipo son chicos del club”.

Actualmente, cuentan con 13 divisiones, cebollitas, infantiles e inferiores, además del femenino. Alrededor de 250 chicos son los que entrenan en el predio, detalló.

Nuestro objetivo es crecer día a día, nos costó mucho estar donde estamos, queremos consolidarnos en la Liga con Primera y Sub 20, porque trabajamos bien, tenemos un gran cuerpo técnico, pero si se da la posibilidad de clasificar, vamos a competir, porque a eso vinimos, es nuestro objetivo final, pero el principal como te digo, es consolidarnos”, cerró entusiasmado.