Con un lote de más de 12 mil frascos producidos de Atazanavir para el tratamiento de HIV, el Laboratorio del Fin del Mundo (LDFM) logró el objetivo propuesto por la Gobernadora Rosana Bertone de producir medicamentos en la provincia.

Al respecto el Presidente del LDFM, Carlos López, señaló que "esto es histórico desde dos puntos de vista, por un lado la creación de nuevas fábricas que nos permiten diversificar la matriz industria y por otro lado un logro para la salud pública provincial porque estamos abordando el HIV como ninguna otra parte del país, ya que tenemos el tratamiento, los análisis y ahora estamos produciendo el medicamento en un laboratorio propio que está al nivel tecnológico de cualquier laboratorio de Estados Unidos".

"La que imaginó este proyecto fue la Gobernadora Rosana Bertone, siempre recuerdo que le propuse un proyecto para el laboratorio de salud pública y me dijo que si lo íbamos a hacer, y lo hicimos, pero también me dijo que quería fabricar medicamentos" recordó el funcionario y agregó que "yo ni sabía por dónde empezar. Pero trabajando y poco a poco vimos como este sueño se convirtió en una realidad y hoy Tierra del Fuego produce medicamentos".

Respecto de la composición del equipo, López explicó que "tenemos un equipo de trabajo muy joven compuesto por 24 personas y estamos contratando los operarios" y recordó que "tuvimos innumerables inconvenientes en el traslado del medicamento, incursionamos en algo inédito hasta inclusive para Aerolíneas Argentinas fue algo nuevo transportar nuestros sensores con el cargamento y eso nos llevó muchas complicaciones. Esto requiere de la coordinación de muchas organizaciones".

Este martes el LDFM culminó el primer lote con más de 12 mil frascos, un considerable volumen que fue procesado acorde a todas las normativas nacionales e internacionales.