Si bien la vida de Pampita suele estar bajo los reflectores y a los periodistas de espectáculos no se les escapa nada a lo hora de revelar primicias, un costado poco conocido de la conductora salió a la luz en las últimas horas. Según un íntimo amigo suyo, la modelo cumplió una de las fantasías de una expareja.

El encargado de soltar detalles sobre la vida de Pampita fue Gabriel Olivieri, un íntimo amigo suyo y panelista de su programa que no tuvo problema en “ventilar” una de las noches apasionadas de la conductora.

Pampita (Foto: Archivo)

“Estaba en un cumpleaños, me llamó a las cuatro de la mañana. Me dijo que le gustaría ir al hotel y hacer una especie de Las 50 sombras de Grey”, reveló el panelista sobre la noche que la modelo tenía armada para su expareja.

Mientras en el piso comenzaron las especulaciones sobre de quién podría tratarse, a lo único que se limitó Olivieri fue a afirmar que esto sucedió antes de conocer a su actual esposo, Roberto García Moritán: “Es algo muy privado, pero una vez lo hablamos al aire y pasó desapercibido. Con la persona que estaba en ese momento, le vendó los ojos en el auto, lo llevó de la mano y no sé hasta qué hora de la mañana le sacó la venda”.

Pampita estaría esperando su primer hijo con Moritán

Más allá de lo revelador del asunto, la cabeza de la modelo está ahora en otro lado. La famosa pareja anunció que esperan una nena el pasado fin de semana durante la celebración de cumpleaños de la conductora en México.

“Nosotros siempre supimos que queríamos tener un hijo, era lo que veníamos hablando desde el primer día en que nos conocimos. Sólo era una cuestión de tiempo. Todo se dio en el momento correcto para armar una nueva familia con todos los valores con la que la queremos construir”, aseguró García Moritán.

Pampita, quien ha hecho saber su gran felicidad por este nuevo embarazo, agregó: “A pesar de que nuestros hijos son maravillosos e hicieron que todo se diera fácil, queríamos darles tiempo a que se conocieran y se adaptaran para que todo fluyera. Sirvió que, durante este tiempo, cada uno supo ocupar su lugar en esta familia, tener sus espacios y estar en la misma sintonía para la llegada de una nueva integrante”.