Luciana Salazar sorprendió este viernes al anunciar su renuncia a “La Academia”, donde compite desde el primer programa conducido por Marcelo Tinelli.

//Mirá también: Luciana Salazar y un explosivo posteo en medio de las especulaciones de pelea con Jorgito Moliniers

La modelo e influencer reveló en diálogo con Ángel de Brito por qué no estará más en el certamen de baile y aclaró que la producción estaba al tanto de su decisión desde hace tiempo.

Ella había estipulado estar hasta cierto tiempo en ShowMatch porque tenía que hacer un viaje impostergable”, explicó el periodista de “Los Ángeles de la Mañana” (ElTrece).

Y brindó los datos que tiene por el momento: “Va a viajar a Estados Unidos por un trámite que tiene que ver con Matilda. O con algo relacionado, no sé bien qué es, pero es por un trámite que tiene que hacer personalmente, en Estados Unidos, y no sé cuál será”.

Jorgito Moliniers y Luciana Salazar en "La Academia". (LaFlia)

“Ella se iba a ir antes, pero después se fueron acomodando y pudo quedarse hasta este momento del certamen. Su último ritmo es el baile con niños, que se va a ver este viernes, o el lunes. El lunes es la sentencia y el martes es la eliminación en vivo, vota el público”, explicó.

Finalmente, aclaró que otro famoso tomará su lugar para que su bailarín pueda continuar.

Jorgito Moliniers se peleó con Salazar

Salazar y Miliniers parecían llevarse muy bien dentro y fuera de la pista. Sin embargo, el mes pasado protagonizaron un escándalo que terminó con la renuncia del bailarín.

En una entrevista con CiudadMagazine, Jorgito explicó: “Yo no renuncié a ShowMatch por tercera vez. Si la gente supiera la razón de mi enojo entendería un montón de situaciones del por qué reacciono así. Me tengo que guardar un montón de cosas por códigos y por cuidar a la gente, y obvio que siempre quedo mal yo”.

La modelo y el bailarín son íntimos amigos.

Con Luciana tenemos malos entendidos porque no hablamos. No hubo un buen diálogo entre nosotros en la última etapa del certamen y creo que eso jugó una mala pasada para todos. Muchas veces elegía no hablar porque sabía que hablar podía llevarnos a una pelea, por eso callaba cosas que debería haber hablado en su momento con ella”, añadió.