Conflicto Mapuche en Río Negro: habló Luis Dates, el propietario de Los Cardales y dijo que “son ataques planificados”

Así quedó la propiedad incendiada por mapuches en Villa Mascardi (Gentileza / Diario Río Negro)
Así quedó la propiedad incendiada por mapuches en Villa Mascardi (Gentileza / Diario Río Negro)

Luis Dates, propietario de Los Cardales expresó:“Yo no les tengo miedo, yo estoy actuando con la ley, no con armas, actuó con el código penal en la mano y no les tengo miedo”.

Un nuevo hecho vandálico conmociona al sur de la Argentina. Un grupo de encapuchados, incendió una casilla móvil que Gendarmería Nacional había instalado en Villa Mascardi para custodiar un predio que ya había sido atacado el 1 de agosto. Ocurrió el domingo por la noche y hasta los autores del ataque pertenecerían a una agrupación mapuche. Por su parte, Luis Dates, propietario de Los Cardales, expresó: “Son ataques planificados y con armas de fuego, la idea es tomar todo Villa Mascardi”.

En diálogo con Agenda (FM 93.7) Luis Dates manifestó: “No fue una escaramuza, fue un ataque planificado, premeditado y armado, con armas de fuego”. Luego relató que el ataque comenzó el domingo alrededor de las 21.30.

“Un grupo numeroso atacó un puesto de Gendarmería que habían puesto por seguridad para los vecinos que van quedando en Mascardi, dentro de mi propiedad. Incendiaron un galpón que quedó en pie del incendio anterior. Había gendarmes en el lugar y hubo ataques a tiros y piedras, fue un desastre, estamos retrocediendo 200 años, es una vergüenza”, detalló.

La casilla de Gendarmería incendiada por mapuches en Villa Mascardi (Gentileza / Infobae)
La casilla de Gendarmería incendiada por mapuches en Villa Mascardi (Gentileza / Infobae)

Compararon la situación de Villa Mascardi con la del su de Chila

Acto siguiente, los gendarmes se retiraron del puesto y rápidamente se refugiaron el puesto de los guardaparques. “No tienen límites, estamos viviendo una situación similar a la del sur de Chile, donde atacan viviendas con gente adentro, ya pasó este año en Los Repollos”, atinó Dates. Con esas palabras, se refirió al ataque del 22 de julio en donde integrantes de la RAM ingresaron a un predio, atacaron a dos personas, hubo disparos, también incendiaron vehículos e hicieron explotar una garrafa.

Dates contó que no se encontraba en el lugar, ya que quedó destruido en el último incendio y sin servicios. “Todo el suministro de agua, que viene de una represa, también la destruyeron. No tenemos agua, no tenemos nada, no podría estar en la casa”. “Hasta que los bomberos tuvieron que apagar el fuego, fue un acto premeditado, me han contado que están viendo camionetas importantes saliendo de la toma. Tienen un apoyo logístico más que importante”, manifestó.

Operativo policial contra los mapuches.
Operativo policial contra los mapuches. Foto: perfil

Según comentó Luis, las autoridades nacionales y provinciales tomaron conciencia después de dos años, “no son hechos aislados, sino que están planificados”. “Ayer fue mi predio, pero esto sigue y la idea es tomar Villa Mascardi. No sé si es por una reivindicación territorial, no creo porque no son mapuches. La idea es ir avanzando, quemando propiedades y desalojando a los vecinos… el miedo es indescriptible” agregó.

Para concluir, sentenció: “Esto no es un ataque contra Luis Dates, sino contra el Estado y la Gendarmería, no es un hecho menor. Se trata de un ataque armado contra las fuerzas nacionales, estamos retrocediendo cientos de años y nadie hace nada. Yo no les tengo miedo, yo estoy actuando con la ley, no con armas, actuó con el código penal en la mano y no les tengo miedo”.

Los antecedentes de Mapuches en Villa Mascardi

El 1° de agosto los vecinos de la localidad rionegrina dieron aviso a los bomberos luego de que se prendiera fuego por completo una vivienda de la zona. Las sospechas de que fue un acto intencional, ocasionado por las comunidades mapuches, cobraron fuerza.

Trabajaron 30 bomberos en total aquella madrugada. El personal policial también estuvo presente y continuó en el lugar unas horas, para luego dirigirse a la Policía Científica y encarar los peritajes buscando indicios de criminalidad.