Durante la tarde del jueves una mujer y su hija adolescente se encontraban descansando en un la Tercera Bajada de Las Grutas en la provincia de Rio Negro, cuando de repente se desprendieron una gran cantidad de rocas que cayeron sobre ellas.

Ambas lograron escapar rápidamente del lugar y se salvaron de milagro. Sin embargo su reposera quedó destrozada por las piedras y dejó en evidencia lo que pudo haber sido una verdadera tragedia.

Así quedó la reposera de las mujeres luego de la caída de las piedras. Foto: Noticias Net

Una persona que estaba en el lugar le contó al medio NoticiasNet: “Justo nosotros estábamos a cinco metros de la familia. Gracias a Dios no pasó nada, el ruido del escombro al caer fue impresionante”.

Esta no es la primera vez que se producen derrumbes de acantilados en Las Grutas. En el mes de diciembre se produjo un hecho similar en la Segunda y la Tercera Bajada donde tampoco hubo heridos porque el desprendimiento fue en horas de la madrugada y no había gente en la playa.

Desafortunadamente estos accidentes son imposibles de evitarse ya que las rocas se desprenden naturalmente. Según informó el medio Río Negro, presidente de la Agencia de Protección Ambiental de la Bahía San Antonio, Oscar Echeverría explicó que “no es posible tener un monitoreo para saber qué acantilados se van a caer, sólo se puede hacer prevención, comunicarlo a la gente, poner cartelería”.