En la tarde del jueves se dio a conocer un hecho insólito que ocurrió en la localidad de Roca, Río Negro, cuando un hombre invirtió todos sus ahorros para comprarse un colectivo, y al recibirlo encontró que una de las paredes estaba “tocada”. La empezó a investigar y encontró en su interior un cargamento de droga valuada en 90 mil dólares.

//Mirá también: El cerro Catedral cierra las pistas de esquí por las altas temperaturas

Medios locales confirmaron que la droga que fue encontrada puede haber estado en el vehículo hacía más de 20 años, y que se trató de cinco kilos de cocaína. Además, confirmaron que los paquetes estaban escondidos detrás de la pared del espejo del baño que tiene el colectivo.

Sobre el caso, el actual dueño del vehículo contó que él cuando lo compró “no tenía motor y solo se trataba de la estructura del colectivo de dos pisos”. Y en este contexto agregó que, justamente, lo compró para convertirlo en una vivienda.

Al encontrar los paquetes, el hombre se dirigió hacia la Policía Federal en Roca donde realizó la denuncia correspondiente, y los efectivos comenzaron con el operativo de investigación.

Por último, al llegar al lugar, los policías percataron que los envoltorios de los narcóticos tenía un color particular, por lo que se sospecha que ya lleva mucho tiempo escondida allí. “La cocaína tenía un color amarillento, lo que indica que llevaba en ese lugar muchos años”, precisaron las fuentes.