La amiga relató como fue que la hija de la victima encontró a su mamá, su hermano y al asesino muertos en su casa: " Me llama mi hija que vaya rápido para la casa de Susana porque Sergio se había ahorcado, cuando llego, pregunté por Susana y su hermanito, y la hija me contestó, no ya no están más, me dejaron sola”, relató la mujer.

También contó que las dos amigas que acompañaban a la hija de la victima, también vieron la escena de horror: “ las tres vieron los cuerpos, primero entró la hija de Susana por el garaje y encontró a Sergio y llamó a mi hija a los gritos para que entre y bueno vieron todo, luego mi hija salió y llamo a la policía”.

La relación de la pareja

La situación era incomoda porque estaban separados, pero vivían en la misma casa: “ella siempre me contaba que no quería saber mas nada con el, pero el no se iba de la casa, ella lo echaba y el no se iba. El vivía en el lavadero, afuera, y guardaba las cosas en el garaje”, comentó.

Pese a todo, nunca hubo una denuncia por violencia.

Ruidos y golpes

Olga, una vecina, relató los momentos previos al terrible asesinato: “yo estaba lavando ropa, salí al patio y escuche que ella le gritaba, que lo odiaba, que no lo quería ver mas, volvía a gritar, no me toques, no me toques y se sintió un golpe. El nene de cuatro años gritaba, mami, mami, papi, papi, desesperada esa criatura, luego se siente que él le pega, un golpe fuerte. Después cierra las puertas, yo lo veo arriba de la planta, pero no pensé en otra cosa”, finalizó.

Toda la causa esta en manos de la fiscalía de Morteros a cargo del Juan Ávila Echenique.