La Champions League tendrá un nuevo formato con definición en sede única

Lionel Messi. (afp)
Lionel Messi. (afp)

La definición de la competencia europea está programada para el 23 de agosto en Lisboa.

Suspendida desde marzo debido a la pandemia de coronavirus, la Champions League debe terminar en agosto, en Lisboa, con un formato inédito: en el caso que el comité ejecutivo de la UEFA valide el proyecto este miércoles, se jugarán las eliminatorias sin ida y vuelta.

Eso significa que una vez que se definan todos los equipos de cuartos de final, la competencia se mudará a Portugal, donde se jugarán todos los cruces, a un solo partido.

El trofeo de la Champions League. (EFE)
El trofeo de la Champions League. (EFE)

El presidente esloveno de la UEFA, Aleksander Ceferin, deberá anunciar la decisión final adoptada para completar la temporada europea que, según fuentes cercanas al caso, debería concentrar la parte final de la Champions en Lisboa, con una final programada para el 23 de agosto en el Estadio da Luz y no en Estambul como estaba previsto inicialmente.

El torneo, que reúne a los ocho mejores equipos del continente con partidos a eliminación directa, debería iniciarse alrededor del 12 de agosto con los cuartos de final y los partidos se repartirían entre el Estadio José Alvalade, donde juega el Sporting, y el estadio del Benfica.

Por su parte, las semifinales del torneo se jugarían el 18 y 19 de agosto. Cabe recordar que ya hay cuatro equipos clasificados para los cuartos de final: París Saint Germain, Leipzig, Atalanta y Atlético de Madrid.

El equipo del Cholo Simeone dejó afuera a Liverpool, el último campeón. (REUTER)
El equipo del Cholo Simeone dejó afuera a Liverpool, el último campeón. (REUTER)

Quedan por decidirse las otras cuatro eliminatorias de octavos, cuyos partidos de vuelta quedaron pendientes tras suspenderse la competición en marzo por la pandemia del covid-19: Juventus-Lyon (0-1), Bayern-Chelsea (3-0), Manchester City-Real Madrid (2-1) y Barcelona-Nápoles (1-1).

Además, la UEFA no descarta totalmente la idea de jugar con público, aunque la decisión dependerá de la evolución de la situación sanitaria.