Axel Kicillof apuntó contra el Poder Judicial, en sintonía con la última carta que publicó la vicepresidenta Cristina Kirchner, y reclamó por los bienes que tiene inhibidos por la causa “dólar futuro”.

Hoy estoy inhibido y embargado. No puedo hacer movimiento de los bienes que tengo registrados en el país, no puedo venderlos sin autorización de un tribunal. Quiero decir que soy inocente, particularmente porque no sé ni de qué se me acusa”, dijo el gobernador bonaerense a Canal 26.

“Es por la causa llamada ‘dólar futuro’ que nos jodió a mi y a mi familia. Ningún jurista que conozco justifica esa causa y nunca me pude defender. Es un invento, que no es corrupción pero hasta la disfrazaron de corrupción”, agregó Kicillof.

El gobernador sostuvo que la operación del dólar futuro “la hizo mucho el gobierno de (Mauricio) Macri” y que si él fuera culpable “en ese caso también estaría complicado (Federico) Sturzenegger”, extitular del Banco Central.

“A eso llamo persecución judicial. A eso llamo usar la justicia para hacer política. Pasó y pasa en la Argentina y eso no puede pasar más. No puedo comprar ni vender mi auto, que ahora no lo estoy usando y lo quería vender. Alguien que me explique por qué”, agregó Kicillof.

“¿Quién es el responsable de eso? Una parte del sector judicial . Siendo que la Suprema Corte es la que vela (...) apoyó a los jueces como el caso de (Claudio) Bonadio que llevó adelante esta persecución (...). Me llena de vergüenza. Y entiendo que la autoridad máxima de ese poder es la Corte Suprema”, sumó.

En referencia a la carta de Cristina, que hace balance a un año del comienzo del Gobierno de Fernández, Kicillof le apuntó también a Bonadio.

“Las causas donde está más avanzado el proceso de Cristina son todas de Bonadio; el 98% es Bonadio y Bonadio no era un juez, sino un tipo que dijo que aplicaba el derecho penal creativo”, sostuvo.

“Macri no solo sustentó eso, sino que puso unos jueces en las Cámaras que estaban por encima de Bonadio. Es una payasada. Por eso me confirmaron este juicio”, agregó.

“A nadie debería extrañarle, no sólo que el Lawfare siga en su apogeo, sino que además, se proteja y garantice la impunidad a los funcionarios macristas que durante su gobierno no dejaron delito por cometer, saqueando y endeudando al país y persiguiendo, espiando y encarcelando a opositores políticos a su gobierno”, planteó CFK en su carta

Sobre el cierre del aeropuerto de El Palomar, dijo el gobernador “Durante la época de Macri la política aerocomercial consistió en deteriorar mucho la posición de Aerolíneas en favor de una política de negocios privados, no de cielos abiertos”.

“Se la llamó la revolución de los aviones, pero se hizo una política muy desprolija porque tuvo que ver con intereses particulares. Probablemente la Provincia de Buenos Aires necesite un aeropuerto para aviones de pequeño tamaño. Hay mucho para discutir”, cerró.