El expresidente Mauricio Macri se sumó al debate en torno a la ley de reforma del Ministerio Público Fiscal, que el martes obtuvo dictamen de comisiones y sería tratada en breve en la Cámara de Diputados.

//Mirá también: Empresarios consideran que la reforma a la Ley de Ministerio Público Fiscal es “un grave retroceso institucional”

“Vivimos horas de angustia permanente. Si ellos (por el oficialismo) llegasen —yo creo que no van a llegar— a conseguir los votos necesarios para poner a un procurador, se acaba la democracia en nuestro país”, dijo Macri a La Voz.

El proyecto del oficialismo, que impulsa cambios en la forma y figura del Procurador de la Nación, ya tiene media sanción en Senadores, y el oficialismo busca reunir los votos para que avance también en Diputados. De convertirse en ley, “nadie va a poder pensar distinto porque va a estar bajo amenaza su libertad”, consideró Macri.

//Mirá también: “Pepín” Rodríguez Simón: Mauricio Macri dijo que no está de acuerdo con el pedido de asilo político, pero lo entiende

“Con un procurador, que va a ser un militante político, van a generar lo que ellos cínicamente dicen que han sufrido, que es el famoso lawfare. Nuestro gobierno no lo practicó. La mayoría de las causas que tienen en su contra venían de cuando ella (Cristina Kirchner) era gobierno. Ellos están practicando una persecución en varios campos. El objetivo de esa persecución soy yo”, agregó el expresidente.

Puntualizando sobre el posible nuevo procurador, Daniel Rafecas, Macri observó: “Hay un ruido en este tema: el Presidente propuso un procurador, pero la vicepresidenta ni siquiera lo llamó por teléfono. Nunca comenzó el proceso. Son bastante sorprendentes las cosas que pasan en la coalición de gobierno. Eso se refleja en la falta de plan, en la falta de rumbo. Juntos por el Cambio lo que dice, con sensatez, es que empiecen las audiencias. El proceso nunca comenzó. Nosotros tenemos la vocación de que haya un procurador. No hay una negativa a priori: queremos que comiencen las audiencias”.

Macri brindó una entrevista a La Voz del Interior en Córdoba, adonde llegó para presentar su libro Primer Tiempo, publicado recientemente.

El pedido de asilo de Pepín Rodríguez

El expresidente se refirió también a la decisión de su exasesor Fabián “Pepín” Rodríguez Simón de pedir asilo político en Uruguay: “No estoy de acuerdo pero lo entiendo”, sostuvo.

//Mirá también: Mauricio Macri dijo que no está de acuerdo con el pedido de asilo político de Pepín Rodríguez Simón

Rodríguez Simón comunicó abiertamente su decisión el martes, e indicó que respondía a que estaba siendo perseguido por los empresarios Cristóbal López y Fabián de Sousa, y jueces y dirigentes afines al kirchnerismo, que lo acusan de ser parte de la llamada “mesa judicial” que, según el Frente de Todos, funcionó durante la gestión de Cambiemos.

“Me lo informó, me sorprendió. No estoy de acuerdo, pero lo entiendo. Confío que aunque haya jueces que oscilan en el sistema institucional argentino, confío en el final del camino”, dijo Macri a La Voz.

Hay claramente una persecución hacia mi persona, hacia mi familia y hacia mis exfuncionarios; particularmente en esta causa que inventó Cristóbal López en la que acusa a exfuncionarios por intentar recuperar los impuestos de los argentinos que él se apropió ilegítimamente”, sumó.

“No tengo miedo”

Consultado sobre si teme ir preso por alguna de las causas en su contra que impulsa el oficialismo, Macri aseveró: “Estoy preocupado, no tengo miedo y me estoy ocupando”.

Y amplió: “Hay un nivel de atropello, por ejemplo con el tema Correo Argentino. Esto empezó en el 2003 cuando mi padre no logró convencerme de que no sea opositor. El planteo de Kirchner fue el siguiente: ‘o su hijo adhiere a lo que hago o se retira, o lo paso por encima con una topadora’. Yo le dije a mi padre que no iba a aceptar ese tipo de planteo y lo pasaron por arriba y le sacaron el Correo y después le robaron los activos y les dejaron los pasivos. Desde ahí comenzó esta pesadilla de persecución liderada por el kirchnerismo. Hasta me sacaron parte de la custodia a los poco meses de dejar las funciones. Es muy cínico que ellos hablen de lawfare, porque eso es lo que hacen ellos, con causas que inventan”.

Sobre el Gobierno y el Presidente

Consultado sobre medidas que se tomaron durante su mandato, entre 2015 y 2019, Macri lamentó que “este gobierno es lo más parecido a un ejército de demolición”.

Y ejemplificó: “En Córdoba lo pueden ver con lo que pasó con el HUB aéreo, que conectaba a Córdoba con todo el país y al país a partir de Córdoba, sin tener que ir a Capital Federal. La pandemia fue una excusa para terminar con las otras aerolíneas y darle otra vez el monopolio a Aerolíneas Argentinas y darle a los sindicados todo el poder para que hagan lo que quieran”.

“Fíjense lo que pasa ahora con la carne” —continuó—. “Nos costó mucho tiempo recomponer el stock ganadero. Habíamos abierto muchos mercados, como el chino. Había una Mesa de la Carne en la que trabajé personalmente. Este gobierno tiene mucha ignorancia. Lo que se logra con la prohibición de exportar es que el productor que tiene 20 vacas las mande a liquidar. Ese día baja el precio, pero en el corto plazo esa vaca no está más y no estará el ternero y entonces el precio subirá. Vamos a tener pérdida de empleo y pérdida de divisas”.

“Todo esto ya lo hicieron y ahora lo vuelven a repetir. Esto es lo grave. Han vuelto con más decisión de destruir lo que estaba funcionando en la Argentina”, agregó.

Lamentablemente, no tiene autoridad”, dijo sobre Alberto Fernández. “Es un presidente que dice algo el lunes y se contradice el martes. Todos los días es un discurso distinto”.

Vacunado en Miami

No entiendo que se me cuestione por eso en un país en el que no hay vacunas”, dijo Mauricio Macri sobre la polémica que se generó cuando comunicó que había recibido la vacuna de Jonhson&Johnson.

//Mirá también: Repudio del kirchnerismo a Mauricio Macri por haberse vacunado contra el coronavirus en Miami

“Viajé a Miami para dar una conferencia y un panelista me comentó que había ido a una farmacia y había pagado por una vacuna. Lo mínimo que yo podía aportar era liberar mi vacuna, que me hubiera tocado la semana pasada, porque ya están vacunando en Capital Federal. Me pareció que pagar mi vacuna era un aporte que yo podía hacer”.

Y redobló la apuesta: “Si yo estaba gobernando, con la política exterior que tenía el país hasta 2019, no cabe ninguna duda de que tendrías vacunas”.

“Gracias a lo hecho por nuestro gobierno, que terminamos con regulaciones que los trababan, pudimos hacer ensayos clínicos en el país. Hubieramos tenido 13 millones de vacunas de Pfizer. Hubiéramos podido comprarlas a todas; si estaban todas en fase experimental”, lanzó.

Y sobre la gestión de la pandemia, sumó: “Arrancó mal desde el principio: haber entrado a la cuarentena eterna cuando estábamos lejísimos del problema destruyó psicológicamente a la ciudadanía. Ahora es difícil administrar esta situación porque ahora ya se destruyó el empleo, la escolaridad. Hoy este equilibrio entre la salud mental, la economía y la prevención sanitaria es muy difícil de encontrar. Se sobreactuó en un momento no indicado”.

“El FMI vino a ayudar”

Sobre las negociaciones que el Gobierno lleva adelante con el Fondo Monetario Internacional, Macri sostuvo: “Hay que sentarse con ellos. Presentarles un plan, pedirles unos años para poder pagar. El Fondo vino a la Argentina a ayudar. Acá llevamos un año y medio con un gobierno que no tiene un plan. La única solución que tuvo fue comenzar una causa judicial contra mi persona, mi gobierno y las autoridades del Fondo y encima pedir 20 años de plazo”.

“Si uno lleva un plan, hasta puede ser que nos bajen la tasa, que ya es baja, pero un poco menos nunca viene mal. El Gobierno tiene un nivel de ignorancia muy grande de cómo funciona el mundo”, agregó.

Y nuevamente especuló con cómo sería la situación en caso de que él siguiera al mando de la Argentina. “Por supuesto que lo íbamos a renegociar”, aseguró sobre la deuda externa.

Si nosotros ganábamos la elección, nosotros refinanciábamos todo y con mucha facilidad, porque ya el programa nuestro había llegado a 0,4 de déficit e íbamos a tener superávit el año siguiente. Argentina estaba empenzando a salir, tarde, por los errores que cometimos, pero el mundo vio que íbamos otra vez a lugares que nos alejan del mundo. El mundo ve que los argentinos decidieron hacerse daño otra vez”, detalló.

Cruce con D’Onofrio

El expresidente tuvo tiempo incluso de responder los dichos de Rodolfo D’Onofrio, presidente de River Plate, quien el miércoles sotuvo que durante la presidencia de Macri había sufrido “desventaja”.

//Mirá también: Rodolfo D’Onofrio: “Sufrí desventaja en la época en que Mauricio Macri era presidente”

Me hubiera gustado haber tenido a un presidente de la República de River”, dijo el dirigente “millonario” a ESPN. “Tener a un presidente que es de River sería extraordinario. Me tocó uno de Boca. Así que era difícil mi camino. Yo no quiero ventajas. Lo que no quiero es desventajas. Yo sufrí desventaja en la época en que Mauricio Macri era presidente”, sostuvo.

Pero Macri se mostró sorprendido por las declaraciones: “No sé por qué dice eso, River ganó más que nunca conmigo como Presidente, fue una tortura”, confesó Macri en Radio Mitre.

Muchas veces no entiendo las cosas que dice D’Onofrio, no son muy transparentes”, agregó el expresidente.