Dos intendentes del Gran Buenos Aires se sumaron al equipo de Axel Kicillof, en una decisión impuesta por Cristina Kirchner y regenteada por su hijo Máximo. Es que el desembarco de Martín Insaurralde y de Leonardo Nardini, jefes comunales -ahora en uso de licencia- de Lomas de Zamora y Malvinas Argentinas, respectivamente, es una suerte de intervención que la conducción política del Frente de Todos le impuso al gobierno de la Provincia, en el afán de ganar en territorialidad en el Conurbano e intentar revertir la derrota del kirchnerismo en las elecciones primarias del pasado 12 de septiembre.

//Mirá también: El insulto de Juez a Kicillof tras las últimas flexibilizaciones anunciadas

De todos modos, hay algunos intendentes que se mantienen en una línea distante de la gestión provincial y del liderazgo político de la coalición de gobierno. Están los que llevan tiempo en la vereda de enfrente y otros que dejaron entrever su disconformidad al punto de filtrar en los medios la amenaza de que podrían irse del Frente de Todos. Ellos son los que quedaron en evidencia este martes como los ausentes en cuerpo y hasta en repercusiones en las redes sociales del acto de relanzamiento del “gabinete militante”, como lo definió el propio Kicillof al tomarles juramento a los nuevos (y otros no tanto) funcionarios.

Martín Insaurralde jura como nuevo jefe de Gabinete bonaerense.

Insaurralde ya trabaja como jefe de Gabinete y Nardini lo hace como ministro de Infraestructura y Servicios Públicos. Pero la gestión Kicillof sumó también a Cristina Álvarez Rodríguez al frente del Ministerio de Gobierno, y reacomodó a los desplazados Carlos Bianco (pasó a ser jefe de Asesores) y Agustín Simone (asumió en el Instituto de la Vivienda). Es una forma de responder a los reclamos realizados por los intendentes de la falta de coordinación que vieron entre la Provincia y los municipios antes de las PASO.

Las fotos de los alineados con Kicillof

El acto en el Teatro Metro de La Plata fue, además de un relanzamiento, la búsqueda de una foto de unidad en el territorio donde el kirchnerismo procurará el 14 de noviembre revertir la derrota ante Juntos por el Cambio en las primarias: la oposición ganó por 4,35 puntos, 37,99 a 33,64. Son 360.967 votos de distancia entre ambas fuerzas. Mucho en condiciones normales, pero tal vez un detalle al entender la vastedad territorial y demográfica bonaerense, donde deberán salir a cazar votos de muchos que no asistieron a las PASO.

Por ello, a la capital bonaerense viajaron muchos intendentes. Abundaron las fotos y los posteos en redes sociales retratando el punto de inflexión en la gestión provincial. Mariano Cascallares, jefe comunal de Almirante Brown y amigo de Insaurralde, sostuvo que “esta nueva etapa” los encontrará “trabajando con mucha fuerza junto a Axel Kicillof, Martín Insaurralde y a todo el gabinete de la Provincia por el futuro de las y los bonaerenses”.

La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, siguió la línea reformista después de perder en la las primarias contra el liderazgo opositor de Martiniano Molina e impuso cambios en su gabinete municipal. En La Plata publicó cuatro fotos, una de ellas abrazada con Máximo Kirchner, su líder en La Cámpora, agrupación que también integra Damián Selci, el intendente interino de Hurlingham, otro que asistió al acto en La Plata.

La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, con el diputado Máximo Kirchner.

Fernando Espinoza, el jefe comunal de La Matanza, dijo estar acompañando a la vicegobernadora Verónica Magario, su socia territorial. Lucas Ghi, que en Morón debe remontar una derrota en las PASO, sostuvo no tener “dudas” de que trabajarán “codo a codo para escuchar las demandas de nuestro pueblo y seguir poniendo la provincia y el país de pie”.

También estuvieron Fernando Moreira (que en San Martín perdió en las primarias), Alejo Chornobroff (Avellaneda) y las flamantes intendentas interinas que asumieron en reemplazo de los nuevos miembros del gabinete provincial: Marina Lesci (Lomas de Zamora) y Noelia Correa (Malvinas Argentinas).

Los intendentes díscolos

Julio Zamora es uno de los que debe revertir una dura derrota local en las PASO: el Frente de Todos, con una lista de concejales encabezada por su propia esposa Gisela, sacó menos votos que la suma de los competidores en la interna de Juntos (el actor Segundo Cernadas venció a al ex diputado Nicolás Massot). Pero el intendente de Tigre repartió culpas a la Nación y la Provincia por el manejo de la pandemia. En el momento que estaban jurando los nuevos ministros provinciales, el intendente de Tigre publicó en sus redes sociales un posteo sobre los 60 años de la planta de Ford en General Pacheco.

El tuit que publicó Julio Zamora mientras se realizaba el acto en la capital bonaerense.

No llamó la atención la ausencia ni el silencio de Fernando Gray, el intendente de Esteban Echeverría que está enfrentado con Máximo Kirchner por la conducción del PJ bonaerense. Tras quedar jaqueado en Ituzaingó por la derrota en las PASO, Alberto Descalzo publicó un tuit para felicitar a los nuevos miembros del gabinete cuando se supo la noticia pero hizo silencio durante el acto. Es uno sobreviviente de los llamados barones del Conurbano: lleva 26 años de mandato ininterrumpido.

El flamante ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Leonardo Nardini.

Del mismo modo actuó Ariel Sujarchuk, quien el lunes hizo un posteo en Twitter para felicitar a Insaurralde, Nardini y Álvarez Rodríguez pero el martes no fue a La Plata. El intendente de Escobar, uno de los que ganó las PASO (por siete puntos) en la Primera Sección electoral, filtró la semana posterior a la derrota provincial que estaba analizando su salida del Frente de Todos. Tampoco había estado en la reunión convocada por Kicillof del pasado jueves en la Gobernación para analizar la caída y proyectar para el 14 de noviembre.

//Mirá también: Axel Kicillof tomó juramento a sus nuevos ministros y los invitó a ser “un gabinete militante”

La interacción del octogenario Juan José Mussi en las redes con la Provincia se limitó a replicar posteos del gobernador, pero el intendente de Berazategui no hizo mención alguna sobre la renovación del gobierno de Kicillof.

Mario Ishii, de estrecha relación con Alberto Fernández, fue este miércoles anfitrión en José C. Paz del acto de relanzamiento del kirchnerismo para las elecciones generales, en el que también fue orador Kicillof. Sin embargo, el intendente paceño omitió hacer referencia a los cambios en el gabinete provincial que incluye a un vecino, como lo es Nardini en Malvinas Argentinas.

**Fuente: Zonales.com