Alberto Fernández se reunió con Axel Kicillof en su despacho de la Casa Rosada para analizar la situación sanitaria en la provincia de Buenos Aires frente al crecimiento de casos de coronavirus, según informaron fuentes gubernamentales.

//Mirá también: Coronavirus en Argentina: nuevo récord de 556 muertes en las últimas 24 horas

Preocupa la disponibilidad de unidades de terapia intensiva en la Provincia ante el avance de la segunda ola de coronavirus. La reunión se extendió durante casi dos horas y cuarto.

El Presidente recibió al gobernador bonaerense en su despacho de la Casa de Gobierno y juntos analizaron la situación sanitaria en la provincia de Buenos Aires, que este viernes registró 14.233 casos positivos de coronavirus, y fortalecer el sistema bonaerense para recibir internaciones ante una posible saturación en la Ciudad.

“El sistema porteño ya está colapsado. El sistema privado en el que se atiende la mayoría de los habitantes de la Ciudad no da abasto”, dijeron cerca del Presidente según consignó Clarín. En la Ciudad sostienen que la Provincia está más complicada.

//Mirá también: Coronavirus en Argentina: nuevo récord de 556 muertes en las últimas 24 horas

Todavía es incierta la posibilidad de que se vuelve a la presencialidad administrada en la Provincia. “Lo analizaremos con los números de la próxima semana”, dijeron en el Gobierno según informó Clarín.

Los voceros aclararon que “no habrá nuevos anuncios” sobre nuevas restricciones hasta el 30 de este mes, cuando venza el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) dispuesto por Fernández hace una semana.

Internados por coronavirus en la provincia de Buenos Aires

La Provincia plantea desde hace semanas la necesidad de medidas restrictivas en el AMBA.

La edad promedio de los internados (un total de 1.821) en cuidados intensivos es de 61 años, de los cuales 851 -casi la mitad- tienen menos de esa edad, según precisó el propio Kicillof a través de un posteo en las redes sociales.

El gobernador llamó a “cuidarse” porque “con ser joven no alcanza para salvarse de tener la enfermedad en su forma más grave”.

Un rato ante de la reunión, el viceministro de Salud de la provincia, Nicolás Kreplak, quien estuvo presente en un tramo del encuentro entre Fernández y Kicillof, escribió en su cuenta de Twitter que “esta es la situación: critica. Muy difícil. Casos que aumentan a una velocidad nunca vista, terapias llenas y un sistema de salud muy tenso”.

Y subrayó: “Sin embargo empiezo a escuchar que ‘estamos en una meseta’”, y mostró un gráfico que informa el sostenido aumento de casos en la provincia de Buenos Aires.

La provincia de Buenos Aires registró este viernes 14.233 casos positivos de coronavirus y 393 fallecimientos.