En la previa de la cumbre que se realizará este lunes en la Casa Rosada para analizar el estado de situación y evaluar la posibilidad de establecer más medidas contra la segunda ola del coronavirus, los infectólogos que asesoran al Gobierno nacional advirtieron que “estamos en el medio de una tempestad” que demanda un “esfuerzo máximo”.

//Mirá también: Coronavirus en Argentina: este lunes habrá dos importantes reuniones en el Gobierno para definir los pasos a seguir

Estamos en el medio de una tempestad, estamos en el medio de una situación muy difícil que requiere el máximo esfuerzo y colaboración de todo el mundo. Por supuesto, responsabilidad de los poderes políticos a nivel nacional, provincial y municipal, pero también un incremento de las medidas que cada uno de nosotros puede tomar”, aseguró el médico infectólogo Pedro Cahn.

En esa misma línea se mostró el presidente de la Sociedad Argentina de Infectología, Omar Sued, que coincidió al señalar que “ya estamos en una situación muy fea, compleja, porque el aumento de casos con respecto a las dos semanas anteriores es récord y la cantidad de camas ocupadas también es récord”.

Con esos duros diagnósticos, ambos participarán esta tarde en la reunión que encabezará el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para tratar de identificar qué pasos se requieren para contener el salto de los casos de coronavirus, sobre todo, por el riesgo asociado con las nuevas cepas de la pandemia.

“Es muy importante entender que estamos en una situación crítica, en en el medio del ojo de la tormenta y necesitamos aunar el esfuerzo de todos”, planteó Cahn, en declaraciones a Radio con Vos.

Seguido, reconoció que el plan de lucha contra la segunda ola supone desafíos particulares porque, explicó, “tenemos que tratar de llevar tranquilidad y, al mismo tiempo, extremar el nivel de alerta”.

Respecto a las restricciones para reducir la circulación, Cahn aclaró: “Yo creo que hay que ser muy estricto con todas las decisiones teniendo en cuenta todas las variables”.

“Está claro que, en la medida en que el agotamiento parcial de los recursos de internación y de terapia intensiva, de oxígeno, etc, vaya creciendo, eso te va a obligar a tener medidas que seguramente tendrán que ser consideradas en ese contexto”, deslizó.

En tal sentido, remarcó que “si Argentina tiene algo para mostrar como éxito durante la pandemia en 2020 es que, salvo situaciones muy puntuales en el alto valle de Río de Negro y algunas situaciones en el norte argentino por unos pocos días, ningún argentino se quedó sin oxígeno, ningún argentino se quedó sin una cama de terapia intensiva. Ese es un mix que hay que preservar”.

Por su parte, Sued alertó que “ya estamos en una situación muy fea y compleja” y que “las cepas que están circulando ahora, las variantes de preocupación, se transmiten mucho más, también son más agresivas”.

La gente tiene que tener claro que hay que tratar de evitar salir, sobre todo si uno tiene el mínimo síntoma. Cualquier resfrío puede ser Covid, entonces, no se pueden llevar a los chicos al colegio si se está con cualquier síntoma respiratorio, no puede salir a trabajar si está con cualquier síntoma respiratorio”, apeló.

Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología y asesor del Gobierno nacional sobre la pandemia de coronavirus. (Clarín)

En declaraciones a TN, el infectólogo analizó un fenómeno asociado con la segunda ola de la pandemia, por el que los contagios se dan en personas más jóvenes.

“Estamos notando este aumento en las personas jóvenes, es probable que una de las causas sea que las personas tienen más movilidad que antes, también que empezaron los programas de vacunación y mucha gente mayor ya se vacunó, y hay otra gente que está esperando la vacuna y eso le da mayor conciencia de que se tienen que seguir cuidando”, evaluó.

Sued agregó que “empezaron los colegios y vemos que en menores de 10 años hay un aumento” de los contagios. “También, al igual que en el resto de las poblaciones menores de 40, hubo un 40% de aumento”, precisó.

Seguido, el infectólogo agregó que en las internaciones observa que “hay un menor número de personas mayores”, y consideró que los casos de personas jóvenes que se contagian y requieren internación podrían estar asociados con la circulación de las nuevas cepas.

Gestiones oficiales contra la segunda ola

Además de Cafiero, del encuentro, fijado para las 18 en el Salón de los Científicos, participarán también la vicejefa de Gabinete, Cecila Todesca Bocco; las ministras de Salud, Carla Vizzotti; y de Seguridad, Sabina Frederic; y los ministros del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, y de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; además de la asesora presidencial Cecilia Nicolini.

También asistirán la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, según informó Presidencia.

El Gobierno apuesta a que el estricto cumplimiento de las nuevas restricciones, con vigencia hasta el 30 de abril próximo, ayuden a controlar la curva de contagios de coronavirus durante las próximas tres semanas para acelerar el ritmo de vacunación y enfocar en ese período la inoculación de la población de riesgo, mientras avanzan las negociaciones para la llegada de nuevas remesas de vacunas desde China y Rusia.

“Queremos vacunar a toda la población mayor de 70 años. Allí debemos enfocar la vacunación en las próximas 3 semanas”, había señalado Cafiero este fin de semana.

Nueva reunión en Casa Rosada para definir medidas.(Foto: Presidencia)

Según reveló el funcionario, los datos preliminares que analiza el Gobierno muestran cómo las curvas de contagio -si bien altas- son distintas en su conformación respecto a las del año pasado.

“Los mayores de 70 que recibieron la vacuna se contagian menos y hay más casos en otros grupos etarios, y se está viendo una baja de la mortalidad en los mayores de 60. Son datos muy promisorios”, destacó el ministro coordinador.

//Mirá también: El Gobierno chino reconoce la baja efectividad de sus vacunas Sinovac contra el coronavirus

Con esos informes en la mira, y con las medidas anunciadas por el presidente Alberto Fernández, que fueron refrendadas en el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) publicado el jueves último, el Gobierno busca bajar la circulación de personas y vacunar a la mayor cantidad de mayores de 70 años.

El DNU determinó la suspensión en todo el país de los viajes grupales y las actividades en bingos, casinos y discotecas; y en los lugares de “alto riesgo epidemiológico y sanitario” -como el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA)- la restricción de circular entre la medianoche y las 6 de cada día.

Además se dispuso la prohibición de reuniones sociales en domicilios particulares; y la disminución de los aforos en lugares cerrados -bares, restaurantes, cines, teatros y gimnasios, entre otros- del 50 por ciento al 30%.