Los vuelos que operan en Aeroparque Jorge Newbery sufren desde esta mañana demoras de hasta dos horas, debido a que la tormenta con actividad eléctrica en Buenos Aires impidió las tareas en rampa durante una hora y 45 minutos.

"El alerta por actividad eléctrica se disparó a las 9.45 aproximadamente y a partir de ese momento se suspendieron todas las actividades de pista, como carga de combustible, traslados y movimiento de equipajes", detallaron fuentes aeroportuarias.

Esto provocó que al menos 10 vuelos sufrieran demoras de entre 30 minutos y dos horas y que se registrara una saturación de las posiciones de los aviones, ya que muchos no podían despegar.

Poco después de las 11 el alerta se levantó y las actividades se reanudaron, pero las fuentes advirtieron que aún se sostendrán las demoras y no se descartan nuevas alertas debido a que el pronóstico meteorológico indica que la inestabilidad se mantendrá durante el resto del día.

Anegamientos en el subte

Las líneas B y D de subte presentaban esta mañana demoras como consecuencia de anegamientos producidos por la intensa lluvia.

En la línea B, que recorre las cabeceras Leandro N. Alem-Juan Manuel de Rosas, el servicio presenta demoras.

En tanto en la línea D, que hace el recorrido Catedral-Congreso de Tucumán, además de funcionar con demoras, no se detiene en la estación Scalabrini Ortiz.

El resto de las líneas y Premetro funcionan por el momento con normalidad.