Si usted es una persona involucrada en la industria ganadera durante algún tiempo, es probable que esté familiarizado con el término freemartin, una ternera que nace gemela de un ternero.

Esto nos obliga a que esas terneras seguramente deberán ser eliminadas, ya que van a ser infértiles, pero a veces es interesante saber exactamente por qué es así y qué es lo que ocurre para causar el fenómeno de las freemartin.

Una freemartin es una ternera hembra que nace melliza con un ternero y que nace con deformidades del aparato reproductor y en la mayoría de los casos es infértil. El desarrollo de la infertilidad es el resultado de la fusión de la porción corioalantoidea de la placenta, que se produce alrededor del día 28 a 30 de la gestación. Esto da lugar a un suministro de sangre común entre los dos fetos a través de la circulación placentaria.

El proceso de freemartina se produce durante la diferenciación sexual. En la línea de tiempo del desarrollo fetal, el desarrollo testicular (día 45 de gestación) se produce antes que el desarrollo ovárico (día 50-60 de gestación); aquí es donde empiezan los problemas para la ternera.

En cada embrión, hay dos conjuntos de conductos, los conductos müllerianos y los conductos wolffianos. En última instancia, los conductos müllerianos se convierten en el aparato reproductor de la hembra y los conductos wolffianos en el del macho.

Dependiendo del sexo del feto (recuerde que el sexo está determinado por el esperma en la fecundación con un cromosoma X o Y), se producen hormonas para provocar la regresión del conjunto de conductos innecesarios durante la diferenciación sexual.

BIEN PARADOS. En plena zafra, el ternero sigue mostrando valores en alza.

Una vez que comienza el desarrollo testicular del gemelo masculino, se produce la hormona antimülleriana (AMH), que ayuda a la diferenciación sexual al inducir la regresión de los conductos müllerianos (femeninos) y permite que se sigan desarrollando los conductos wolffianos (masculinos). La regresión de estos conductos ayuda a que el macho se convierta en un macho funcional y fértil.

Aunque tanto los machos como las hembras producen AMH, en los machos se produce mucho antes en el desarrollo del feto y en niveles mucho más altos. Para el feto femenino que comparte el suministro de sangre con su hermano gemelo, la exposición temprana a estos niveles elevados de AMH provoca la regresión total o parcial de los conductos müllerianos del feto femenino y no permite que estos conductos se desarrollen en su tracto reproductivo. El resultado es que es infértil: una freemartiniana.

Chile. Una vaca parió cinco terneros y asombró a los especialistas. (Foto / Soy Chile)

Aunque la gemelación sólo se produce en aproximadamente el 0,5% al 1% de los embarazos de ganado vacuno, si un ternero y una ternera son el resultado de ese embarazo, hay una probabilidad del 92% al 95% de que la hembra sea infértil. Alrededor del 6% de las gestaciones gemelares dan lugar al nacimiento de un solo ternero. En estos casos, todavía puede nacer un freemartin, dependiendo del momento en que el ternero gemelo fue abortado. Además, cuando se produce una fusión tardía de la placenta, las hembras fértiles pueden nacer gemelas de un toro, pero esto es muy raro.

Para el manejo, mantener buenos registros permitirá identificar a los freemartinos al nacer, pero tener a sus vaquilonas palpadas o con ultrasonido permitirá a los productores estar seguros de que todas sus hembrass de reemplazo no son freemartinos.