A media mañana fue levantado el corte del Puente Centenario, en el que un grupo de manifestantes del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) y del Partido de Trabajadores Socialistas (PTS) mantuvieron interrumpido el tránsito en rechazo a las reformas laboral y jubilatoria.

"Las reformas en su conjunto retrotraen las condiciones de vida de activos y pasivos a un siglo atrás. Le exigimos a las centrales sindicales que convoquen a un plan de lucha contundente, general, porque no pueden ser manifestaciones aisladas", dijo a Día a Día Laura Vilches, legisladora del PTS.

Vilches considera que las reformas planteadas a nivel nacional han sido negociadas con las centrales sindicales, “con un descontento enorme en las bases”.

“La posibilidad de una jubilación voluntaria a los 70 años abre la puerta a elevar la edad jubilatoria, cuando hoy vemos en muchos sectores que los trabajadores tienen consecuencias físicas por las malas condiciones de trabajo a los 50 años”, valoró la legisladora.

“Con la reforma laboral, el pueblo trabajador empeora sus condiciones de vida, es un ataque y una degradación de las condiciones de trabajo para incrementar los réditos de los empresarios”, apuntó.

El corte del Puente Centenario fue sólo una de las medidas que proyecta el PTS y el FIT para reclamar a las centrales sindicales medidas contundentes de rechazo a las reformas. “El paro de Ctera de hoy no es suficiente”, consideró.

Gemios, en alerta. Mientras este miércoles se desarrolla un paro docente convocado por Ctera a nivel nacional, con dispar acatamiento en Córdoba. La UEPC adhirió a la medida que se opone a las reformas previsional, laboral e impositiva.

Este viernes se convocan en Córdoba varios gremios para rechazar las reformas nacionales y la pauta salarial del 12% para los docentes.