Nuevamente, un conflicto de vecinos pone de relieve que en Córdoba la violencia es una realidad que crece y más aun en tiempos de pandemia, como esta historia que relata una mujer de San Vicente que denunció la golpiza que le dieron unas vecinas a su hija, una adolescente con discapacidad que es objeto del bullying.

Aterrada por lo que define como un “calvario”, Flavia denuncia que desde hace dos semanas sus hijos no pueden salir de su casa porque están amenazados de muerte por los integrantes de otra familia del barrio.

En el origen del hostigamiento ella sitúa un brutal ataque que unas adolescentes le dieron a su hija, una adolescente de 15 años con discapacidad, a la que golpearon en el piso hasta dejarla inconsciente.

“Junto a mis hijos estamos amenazados de muerte. Me mandaron a decir que donde nos vean, nos van a matar”, contó la mujer en un relato pleno de angustia a El Doce.

Sobre la salvaje agresión dijo “doy gracias porque mi hija está viva y no fue un caso como el de Fernando Báez Sosa. No quiero ser una mamá más que tiene que salir a pedir Justicia porque le mataron a una hija a golpes”, sostuvo al tiempo que dijo que las personas que golpearon a la niña fueron después a arrojar pedradas contra el frente de su casa.