En la madrugada del lunes y el martes Córdoba vivió intensas lluvias que provocaron que la Municipalidad decida cortar ambas manos de la avenida Costanera por la crecida del río Suquía. En horas de la mañana, luego de los trabajos realizados, ambos sectores quedaron habilitados para la circulación de los vehículos.

Según detalló la Dirección de Policía Municipal, en Costanera norte, la medida se había aplicado en el tramo comprendido entre los puentes, Cantón y Sarmiento. Mientras que en dirección sur, la interrupción se produjo entre Urquiza y el puente Santa Fe.

“Estamos solucionando problemas en distintos puntos de la ciudad. Hasta el momento no recibimos reclamos por barrios anegados. Aproximadamente cayeron unos 16 milímetros”, explicó Gustavo Folli, jefe de Defensa Civil municipal.