Florencia de la V no se guardó nada y le contestó a Amalia Granata por sus dichos transfóbicos. La conductora le sugirió que “debería tener la responsabilidad de informarse”.

La opinión de la diputada en el programa de Carmen Barbieri llegó rápidamente hacia de la V, que no ocultó su pensamiento sobre la postura manifestada.

“Las personas que conocemos a Amalia Granata y cómo se ha desempeñado desde que asumió su cargo público, claramente le habla a una parte de la sociedad. A la parte que la votó. Eso no sorprende. Me parece que acá el debate es otro. No somos politólogos, no es nuestro tema. Pero acá, vamos a hablar de lo social y lo que se llama un ‘discurso de odio’”, anticipó Flor en Intrusos.

Granata plantó su bandera desde el presupuesto que el Estado le destina al tratamiento al que pudieron acceder las personas trans. “El Estado no nos está haciendo un favor, lo que está haciendo, por primera vez en 40 años, es una reparación histórica a un colectivo que fue negado, invisibilizado, y casi exterminado por esta sociedad violenta y patriarcal. Esta mujer (Granata) se puede sentar y decir discursos transodiantes que, lo único que hacen, es seguir dividiendo, aumentado la grieta, la discriminación, y que la gente como ella, que piensa igual, nos siga negando la posibilidad de vivir libremente en una sociedad como todos nos merecemos”, sumó la conductora.

De la V argumentó un caso que involucra a todos los ciudadanos, para imaginarse una situación cotidiana. “Me gustaría invitar a los televidentes a hacer un ejercicio: que se pregunten cuántas personas trans conocen trabajando en cualquier lado. Con cuántas personas trans te cruzas en la calle diariamente. No existe. No formamos parte de la sociedad porque al ser expulsadas de nuestras casas, no terminar el secundario y simplemente por nuestra imagen, no podemos acceder al trabajo. Por el simple hecho de ser trans no te contratan. Al no tener trabajo, el único medio para sobrevivir es la prostitución. Casi el 90% de las mujeres trans se prostituyen”, argumentó.

Por último, la conductora de Intrusos siguió con su crítica hacia Granata. “Para ser una persona que ocupa un cargo público, debería tener la responsabilidad, mínimamente, de informarse antes de hablar”, cerró.