Lo que parecían inequívocas señales de la presunta inhumación de un cuerpo en un terreno baldío del barrio Islas Malvinas de esta ciudad están a la vista y provocaron alarma entre vecinos del lugar, que alertaron a través de los medios sobre lo que suponían un insólito hecho: el entierro de un cadáver, en un marco de ilegalidad.

Con el paso de las horas, familiares del difunto aclararon que sólo se trató de un sentido funeral en su memoria, una ceremonia realizada en un todo de acuerdo con las tradiciones de la zona de la Quebrada de Humahuaca, de donde era oriundo el hombre fallecido a principios del mes en curso en esta ciudad.

Los vecinos habían descripto que en una propiedad del barrio Islas Malvinas, en la zona sudeste de San Salvador de Jujuy, un numeroso grupo de personas se congregó el jueves por la noche para presuntamente dar sepultura a un cuerpo, que correspondería a un hombre que habría fallecido víctima del coronavirus.

La mayor preocupación de los residentes en el sector estaba centrada precisamente en que el deceso de la persona podría haber sido provocado por el Covid-19, de manera que la presencia de unas quince personas en la improvisada ceremonia sería disparador para una dramática secuela de contagios.

Al aclarar la situación, la familia del hombre descartó de plano que esa fuese la causa de su deceso y dijeron en cambio que se trató de un virus intrahospitalario.

VESTIGIOS DE LA CEREMONIA

El terreno en cuestión presenta al fondo una construcción inconclusa y el frente está alambrado, de acuerdo a la descripción de los vecinos, que también detallaron el cuadro que se observa en el lugar: tierra recientemente removida, el contorno de lo que se supondría una tumba y una cruz de madera con la inscripción QEPD, rodeada con ramos de flores.

Además se advierte restos de una fogata, en la que habrían sido incineradas prendas de vestir, que los vecinos presumen serían de la persona fallecida. Por el contrario, los deudos dijeron que solamente quemaron elementos utilizados durante la ceremonia, como envases y utensilios descartables.

El terreno se sitúa casi enfrente del Centro de Salud “Islas Malvinas”, ubicado en la esquina de las calles Puerto Argentino y Roberto Sancho, a unas 70 cuadras del microcentro de la capital jujeña.

La familia propietaria dejó entrever que detrás de la versión -”malintencionada”, se dijo- puesta a rodar durante el fin de semana estaría el interés de que el terreno sea puesto a la venta, lo que fue totalmente descartado.