Un hombre de 37 años se dirigió la jornada de ayer a la Dirección Verificación del Automotor de la localidad de Santo Pipó para la verificación de su camión marca Chrysler Fevre con su documentación.

Una vez allí, los efectivos constataron que tenía adulteraciones en los grabados numéricos del motor.

Los peritos policiales examinaron minuciosamente la numeración del chasis y motor, cuando establecieron que la codificación del último fue manipulada. Asimismo, tras solicitar un informe de dominio, establecieron la procedencia del mismo y no poseía pedido de captura.

Se dirigió a verificar su camión y resultó adulterado. Foto: Policía de Misiones

Posteriormente, el rodado fue incautado y depositado en sede policial a disposición de la Justicia.