Soledad Mangia nació en Paraná y hasta los 18 años estuvo en la ciudad cuando luego de recibir una beca de estudio de la Fundación Julio Bocca partio a Buenos Aires. Desde los 4 años de edad por recomendación del médico y para mejorar cuestiones de salud en los pies comenzó a estudiar danza.

La flamante ganadora del pre Cosquín es sobrina de la gran maestra Mimi Zapata, una gran formadora de bailarines en Paraná y ella es quien la formó desde muy chica.

Soledad Mangia y Eduardo Virasoro. Ganadores del Pre Cosquín 2022 en la categoría Pareja Estilizada. Foto: Prensa

“El amor por la danza folclorica creo yo la traigo desde la panza. Mi mamá Adela Zapata se dedicaba en su juventud a bailar Folklore y llego a ser Campeona en Pareja Tradicional de Laborde, Córdoba. Siempre crecí rodeada de su música y por más de que no me dediqué específicamente a bailar Folklore, siempre se lleva mi corazón”, dice Soledad sobre su legado familiar.

En la competencia Pre Cosquín existen diferentes rubros en música y danza y dentro de ellos existe el de Pareja de Baile Estilizada en donde se llevan a cabo representaciones coreográficas basadas en repertorios de danzas folckóricas. Soledad forma pareja con un chaqueño, Eduardo Virasoro y al ser ganadores y declarados Campeones en el rubro tienen derecho a bailar una noche en Cosquín junto a grandes figuras del baile nacional.

“En el rubro donde participamos se evalúan muchísimos items como la composición, la musicalidad y la interpretación entre otros”, dice Soledad sobre el certamen. “La preparación para llegar hasta estas instancias es extensa, lleva mucho trabajo, y no sólo en lo ténico, o en la búsqueda de lo que se quiere contar, sino que va también de la mano de todo un equipo que acompaña”, comenta.

Soledad Mangia y Eduardo Virasoro. Ganadores del Pre Cosquín 2022 en la categoría Pareja Estilizada. Foto: prensa

“Es un trabajo conjunto de escucha, de probar, borrar y volver a probar, de paciencia, mucho amor y convicción por lo que uno desea o lo mueve”, afirma la bailarina.

La competencia busca en las parejas o conjuntos ciertos items, pero también juega el gusto o la mirada de los distintos jurados, “por eso creo necesario que en ésta búsqueda uno encuentre su identidad y le dé para adelante”, sostiene Soledad.

Quien comparte el escenario con Soledad es su amigo y compañero Eduardo Virasoro de Chaco que conoció en el Taller Contemporáneo del Teatro San Martín. “El iba un año después, pero luego ingresamos a una Compañía de Danza Contemporánea (la CEM) y a el Choque Urbano. A partir de ahí hemos bailado juntos caso todo que hacemos. Alrededor de 13 años” nos comenta Mangia.

Por último Soledad nos cuenta que “Sinceramente no tengo muchas expectativas , creo que haber vivido lo que vivimos en el Certamen las cubrió todas, el resto es disfrutar, y seguir llevando nuestra danza a cada rincón del país, porque ese fue el Premio más grande, la emoción y el amor de la gente desde todas partes de la Argentina y el mundo. Pero sí, estar entre las noches Coscoinas es un un sueño Hecho realidad”, comenta con gran entusiasmo Soledad Mangia que junto a su compañero Eduardo Virasoro son los Campeones del Pre Cosquin 2022 en el rubro Danza Estilizada.