Murió Armando Gostanian, extitular de la Casa de la Moneda durante el gobierno de Menem

Murió Armando Gostanian, extitular de la Casa de la Moneda durante las presidencias de Carlos Menem.
Murió Armando Gostanian, extitular de la Casa de la Moneda durante las presidencias de Carlos Menem. Foto: Infobae

El empresario tenía 88 años. La información fue confirmada por su familia a través de las redes sociales.

Armando Gostanian, extitular de la Casa de la Moneda durante los gobiernos de Carlos Menem, falleció este lunes a los 88 años. La noticia fue confirmada este lunes a través de las redes sociales de una de sus hijas.

GOSTANIAN. En una imagen de mayo de 2003 (DyN/Archivo).
GOSTANIAN. En una imagen de mayo de 2003 (DyN/Archivo).

Según indicó el Diario Armenia, Herminia Gostanian escribió: “Me inculcaste uno de los valores más importantes que una persona puede tener: la humildad”.

Y agregó: “Ayudaste a tantas personas, algunas de ellas no te valoraron ni respetaron. Te conozco como nadie te conoce. Puse, pongo y pondré las manos en el fuego por vos sin miedo a quemarme”.

Gostanian permanecía internado en el Sanatorio Mater Dei. Desde 2017 sufría una “incapacidad mental” producto de “un deterioro neurocognitivo o del sistema nervioso” y su pronóstico era “irreversible”.

Quién fue Armando Gostanian

Armando Gostanian fue director de la Casa de la Moneda entre 1989 y 2009. Tuvo una estrecha relación con Carlos Menem, quien lo llamaba “el gordo bolú”. Además, el exmandatario le había prestado su casa en Don Torcuato para que cumpliera con la prisión domiciliaria por la causa del tráfico de armas a Croacia y Ecuador.

Murió Armando Gostanian, extitular de la Casa de la Moneda durante la presidencia de Menem.
Murió Armando Gostanian, extitular de la Casa de la Moneda durante la presidencia de Menem. Foto: GentilezaClarin

Su nombre también fue vinculado a la corrupción. Es que su gestión estuvo relacionada con la emisión de los llamados “Menem truchos”, que aunque fueron realizados con papel legal, terminaron investigando por malversación de fondos públicos.

Dejó su puesto en 1999, momento en el que Fernando de la Rúa asumía la Presidencia.

En 2015, la Justicia lo condenó a cinco años de prisión y a devolver cerca de 800 mil dólares por el pago de sobreprecios en la compra de equipos técnicos a una compañía alemana. En 2019, el Tribunal Oral Federal Número 2 dispuso ejecutar en su totalidad el decomiso dispuesto en 1.262.084,51 dólares.

Se determinó suspender el trámite hasta que sus “facultades mentales estuvieran dentro de los parámetros normales”, pero eso no ocurrió y falleció.

Temas Relacionados