El Concejo Municipal de Rosario aprobó el presupuesto 2022 con algunas modificaciones respecto al proyecto presentado por el intendente Pablo Javkin. Entre las más importantes se encuentran límites al endeudamiento y a la actualización de la TGI, además de la suba de alícuotas del Drei a bancos y proveedores de servicios de internet.

Respecto a la suba automática de la TGI, la oposición logró establecer que sea por 36 meses con opción a prorrogar por otros 18 meses. En cuanto al Drei a los bancos, se elevó de 2,9 -3,3 a 3,9 por mil, que permitirá obtener recursos extra para financiar parte del sistema de Transporte Urbano de Pasajeros (TUP).

También de allí saldrán recursos para asistir económicamente el alquiler de viviendas en el caso de los sectores más necesitados. Esta iniciativa se tratará la semana próxima en la última sesión antes del cambio de autoridades legislativas.

Los concejales accedieron el pedido de financiamiento para pavimento e infraestructura por el 5% de recursos de libre disponibilidad, pero se limitó a tres años, se amplió el plazo de amortización y se fijaron límites a la tasa de interés.

En cuanto al aumento del Drei a proveedores de internet, se estableció que lo recaudado se destine a ampliar la infraestructura para brindar conectividad gratuita a barrios populares,  fortalecer el transporte, y asistir a organizaciones que trabajan con víctimas de violencia y personas en situación de calle.

Se aprobó asimismo una prórroga por un año de las facultades al Departamento Ejecutivo para establecer el precio de la tarifa del colectivo.